Ganan con biomaterial concurso nacional

El espíritu emprendedor, el gusto por la investigación, la innovación e impactar de manera positiva en el desarrollo del país, llevó a tres estudiantes de la Universidad Autónoma de Nuevo León a trabajar con un material compuesto de residuos agrícolas para diseñar un empaque biodegradable.

Por: Esperanza Armendáriz Chávez

Fotografía: Guillermo Vargas

Dominik Unices Reyes Nieto, alumna de la Facultad de Ciencias Biológicas (FCB); Mauricio Franco Herrada y Carlos Muñoz Bernal, ambos estudiantes de la Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (FIME), quienes integraron un equipo de trabajo multidisciplinario para competir contra 147 jóvenes de instituciones de educación superior en México.

El empaque biodegradable los hizo ganadores del primer lugar nacional del Programa Ingenio Emprendedor, convocado por la Alianza para la Formación e Investigación en Infraestructura para el Desarrollo de México, AC (Alianza FiiDEM), con el apoyo del Fondo Sectorial de Innovación (FINNOVA) de la Secretaría de Economía-CONACYT.

Extra_Reconocimiento

Mauricio Franco, oriundo de Río Bravo (Tamaulipas), comparte que la idea inicial fue elaborar una bicicleta de cartón, pero luego pensaron hacerla más ecológica y ahí fue cuando supieron que ya había una patente en Israel. Buscaron otros materiales y alguien les habló de la resina póxica.

En la Facultad de Ciencias Biológicas conocen al Dr. Efrén Robledo, con quien comparten sus inquietudes de trabajar con un nuevo material. Integraron al equipo a Dominik Unices Reyes Nieto, y se complementaron para continuar la investigación.

Por recomendación del maestro Robledo, se registraron al certamen nacional “Ingenio emprendedor”. “Nos agradó la idea de participar más como un ejercicio, porque buscábamos retroalimentación de cómo nuestro producto lo veían los inversionistas”, dice Mauricio.

Luego de tres meses de trabajo, recibieron una gran noticia:  de los 147 emprendedores, fueron seleccionados 64; y su equipo calificó dentro de los mejores 15 proyectos.

“Cuando calificamos pensé en que íbamos a ganar el concurso. Vamos a ganar, porque es nuestra oportunidad de demostrar quiénes somos”, agrega el tamaulipeco.

Extra - Mauricio Gerardo Franco

Lo que presentaron fue un material compuesto que se genera a bases de residuos agrícolas y tiene la ventaja de adquirir propiedades mecánicas.

“Es un biomaterial hecho de micelio de hongo, que le da al material diferentes propiedades. Lo vimos como una oportunidad para hacer unicel, tiene muchas más aplicaciones. Pero, por lo pronto, estamos trabajando un producto para ofertarlo en el área de paquetería”, explica la bióloga, Dominik.

Extra - Dominik Unices Reyes

Franco Herrada argumenta que el triunfo en el certamen fue contundente, ya que el proyecto que presentaron era el más rentable de todos.

“Teníamos una tasa de retorno superior al 150 por ciento y era una proyección estimada en base a la investigación que hicimos en la industria, ya que nos salen muy baratos los residuos agrícolas del campo. Es pasto, sorgo, aserrín y, por medio, de un proceso biológico, los transformamos en materia de consumo para las empresas”, agrega.

Carlos Muñoz Bernal reconoce que fueron muy importantes las recomendaciones que les dieron los asesores durante toda la competencia.

“Teníamos un producto en desarrollo y, conforme vamos avanzando, nos fuimos dando cuenta que teníamos que conocer a nuestros clientes, las tendencias sociales, qué queríamos nosotros, nuestra visión del product. Se podían hacer desde mesas y empaque con este material.

“Conforme fuimos avanzando, fuimos perfilando la opción más viable y ya con el nicho de mercado, fuimos buscando las herramientas necesarias para crear un plan de negocios factible y rentable en México”, explica.

Extra - Carlos Enrique Muñoz

“A pesar de que se pueda involucrar un material sustentable en otra parte del mundo, es diferente hacerlo en México, ya que se debe utilizar diferentes estrategias y fue lo que aprendieron en “Ingenio Emprendedor”.

“Hemos estado hablando de mejorar nuestro producto, masificarlo para que entre al mercado como un producto de calidad. Empresas que podrían ser cliente nuestro es Whirpool o cualquier fabricante de aires lavados, empresas de electrodomésticos, donde vayas a utilizar el material de forma efímera, porque sólo te va a proteger el producto y luego se desecha sin afectar al medio ambiente”, expone Mauricio.

Frases:

“Nada que ver a lo que hago diariamente. Cada uno cumple un rol como equipo, durante la capacitación nos fuimos conociendo, el equipo se fue acoplando y el producto fue mejorando gracias a todos. Llegar a la final, conocer los trabajos en general fue una gran experiencia”, Dominik Unices Reyes Nieto.

“Me gustó la experiencia de moverse, donde lo importante es la visión que se tiene y lo que somos capaces de hacer para llegar a ella. Tuvimos muchos obstáculos –no saber de finanzas, no realizar un molde por falta de maquinaria, entre otros- pero logramos avanzar. Nos apoyamos de personas con otras profesiones y gente de la industria que nos apoyó hasta el final”, Carlos Muñoz Bernal.

“Yo sabía que íbamos a ganar, pero ya con este premio hay que seguirle. No debemos ver la meta como el final del recorrido, es sólo una parada del camino que apenas estamos comenzando. Esta experiencia nos permitió evolucionar y tener un desarrollo personal que nos nutre”, Mauricio Franco.

Extra_MG_0368

No Comments