“Así como en el futbol, la ciencia y el arte deben tener fuerzas básicas”

El doctor en física Jorge Flores Valdés, destacado científico mexicano y promotor del Sistema Nacional de Investigadores recibió el doctorado Honoris Causa por parte de la UANL.

Lizbet García Rodríguez

 

Captura de pantalla 2014-10-21 a las 12.16.45El notable físico mexicano apuntó que la inversión en ciencia y la generación de conocimiento son indispensables para dejar de ser un país económicamente dependiente.

“México es un gran productor y un enorme exportador de automóviles, pero hay muy poca cosa que se haga para desarrollar e innovar. Empieza a hacerse pero siento que todavía las empresas no lo llevan en la sangre, en el momento en que se haga eso, México se dispara para bien”.

En entrevista, minutos antes de recibir la distinción el10 de septiembre en la Sesión Solemne del Consejo Universitario, Flores Valdés señaló que de manera más formal debería hacerse la detección de talentos jóvenes, muchachos y muchachas muy inteligentes, aptos para diferentes actividades. “Así como en el futbol, la ciencia y el arte también deben tener unas fuerzas básicas, desarrollarlas a nivel de la secundaria, preparatoria, para orientar a estos chicos y chicas a que se dediquen a la generación de conocimiento”.

Jorge Flores ha trabajado en los cuatro aspectos de la Universidad: la docencia, la investigación, la divulgación de la ciencia y la estructura académica administrativa.

“Esta es la distinción más grande que puede otorgar una universidad, uno se llena de orgullo, lo agradece profundamente y me ha llevado a hacer una revisión de lo que ha sido mi vida académica y ha sido muy interesante. He sido director del Instituto de Ciencias Físicas, hice el Universum Museo de las Ciencias de la UNAM; el Museo de la Luz, los Domingos en la Ciencia de la Academia Mexicana de Ciencias, dirigí la creación del Sistema Nacional de Investigadores (SNI)”.

En física ha hecho unos 200 trabajos, 100 de investigación y es autor del trabajo hecho en México que más citas tiene en todas las áreas (La física de las matrices aleatorias).

“Ahí estudié cómo los sistemas cuánticos fluctúan en sus espectros, es un tema que tiene aplicaciones en biología, en sismología, en física nuclear, por eso ha tenido tanta repercusión, con cerca de mil 800 citas”.

En 1984, cuando Flores Valdés era Subsecretario de Educación Superior e Investigación Científicaen la Secretaría de Educación Pública, impulsó la creación del SNI; tres décadas después reflexiona sobre su evolución.

“Ha habido un aumento enorme, la primera promoción constó de mil 396 personas. Si usted hace una gráfica en el tiempo del número de publicaciones internacionales que se producen en México, antes de 1970 la curva era horizontal, casi no crecía. Cuando se crea el CONACYT en 1971, se cambia un poco la pendiente y aumenta, pero al llegar a 1984 con el SNI la curva creció de manera impresionante”.

Para 2015 se espera alcanzar una cifra superior a los 23 mil miembros, y destacó el caso de la UANL, que ya tiene 635 miembros en este órgano científico.

“Es un cambio muy radical en todas las universidades, pero en especial la UANL, y ha sido en parte porque se establecieron criterios homogéneos de calidad, se ha difundido la razón de un investigador; hace 30 años estaban todos concentrados en la Ciudad de México y ahora hay más fuera de la capital que dentro. Ese proceso de descentralización es muy satisfactorio.

“Lo que necesitamos es, por un lado, debe haber apoyo económico y; por otro, una decisión política, que digan ‘vamos a apoyar a estos locos que se dedican a la investigación’ y esto genere beneficios a México”.

BIO

Jorge Flores Valdés. Nació en la Ciudad de México en 1941. Estudió la carrera y el doctorado de Física en la Facultad de Ciencias de la UNAM. Realizó un posdoctorado en la Universidad de Princeton. Fue profesor visitante del Institute de Physique Nucléaire de la Universidad de París, Orsay. Ha impartido cursos en las universidades de Princeton, París, Zaragoza. Es Investigador Nacional Emérito del Sistema Nacional de Investigadores e Investigador Emérito de la UNAM. Ha estudiado la física nuclear teórica, la teoría estadística de reacciones nucleares, la teoría de matrices aleatorias, el estado sólido de sistemas desordenados y realizó una teoría para entender la respuesta sísmica del Valle de México. En la actualidad estudia sistemas clásicos elásticos que son análogos a sistemas cuánticos. Es reconocido por su gran labor en la divulgación de la ciencia. Pertenece al Consejo Consultivo de Ciencias de la Presidencia de la República. Recibió el premio de Ciencias Exactas de la Academia Mexicana de Ciencias; el Premio Universidad Nacional en Investigación en Ciencias Exactas, y el Premio Nacional de Ciencias y Artes. En 1992, recibió el premio Kalinga de Divulgación Científica, que otorga anualmente la UNESCO.

 

No Comments