Balacera desde la poesía

El último poemario de Armando Alanís, Balacera, es una invitación a reflexionar sobre la narcoviolencia adolecida en la ciudad entre 2008 y 2011, dice su autor en entrevista. Por otro lado, el proyecto Acción Poética cumple 20 años y ya está pensando en cómo celebrarlo.

Imagen Entrevista Con Armando Alanís

Por: Luis Salazar

Fotografías: Pablo Cuéllar

Recién salido del horno, Balacera es el último poemario del escritor regiomontano Armando Alanís. El tema, como su autor lo describe, es un poco fuerte, pues habla sobre la violencia generada por el narco, que azotó a la ciudad entre 2008 y 2011.

Alanís ha publicado 25 libros y su obra siempre gira en torno a la ciudad. Por parte del creador de Acción Poética, había la intención de hacer una ‘crónica poetizada’ de lo que ocurría en la ciudad en los años más crudos de nuestra historia reciente.

Balacera es el primer título de poesía que publica Tusquets en México. Para hablar del libro, sus poemas y lo relacionado a esos años, o sobre su proyecto Acción Poética a mediados de mayo, Armando Alanís brindó una entrevista a Vida Universitaria.

¿Sobre qué van los poemas, las balaceras, los colgados…?

Aparecen todos los sucesos. Los títulos de algunos poemas son: “Cuerno de chivo”, “Olor a pólvora”, “Sabino Gordo”, “Chaleco antibalas”, “Cortar cartucho”. Tiene que ver con todos los eventos. Hay un poema sobre el Casino Royal. Hay un poema sobre los estudiantes asesinados en el Tec; otro sobre matanza del Sabino Gordo; cosas sobre el Chapo. Aparecen nombres de ciudades norteñas y narcobloqueos.

Se me ocurre que puede ser también un documento histórico ¿no? Imagínate que alguien lo lea en el 2040 y entienda acerca de ese período que nos impactaron.

No lo había visto así, pero sí. Es una especie de crónica poetizada de aquellos años duros. Sí, está basado en hechos reales, son cosas que viví, sentí y sobreviví. Afortunadamente, no hubo nada cercano a mi entorno pero a todos nos tocó sentir miedo. Eso era lo peor, toda una ciudad con miedo.

¿Acción Poética es tan internacional que seguramente te pasó fuera de México que te preguntaran por la guerra contra el narco en Monterrey?

Había muchos amigos preocupados y me hablaban por teléfono por lo que pasaba en el Norte y en Monterrey. Lamentablemente éramos noticia  por esos sucesos, cuando podemos ser noticia por otros hechos más agradables. No puedo decir que ya pasó, pero afortunadamente ya disminuyó. Pueden decir que, en percepción, la cosa sigue, pero la gente ya está un poco más tranquila. Es decir, se está retomando el curso habitual de la ciudad aunque quedamos con muchas cicatrices.

Se nota, llenan la calle Juárez y la actividad volvió a como era en 2005.

Sí, la actividad nocturna que se había perdido o se perdió en gran porcentaje. Pero, ojalá que la gente no olvide y que haga un razonamiento de lo que pasó y por qué nos pasó; finalmente, de eso se trata Balacera. No intento hacer una apología de la violencia como se pueda pensar, ni fue un tema oportunista porque siempre he hablado de la ciudad.  Y eso le estaba pasando a la ciudad y me sentía obligado a decirlo.

¿Es de poemas y te lo edita Tusquets?

Esa es una gran noticia, no solamente para mí sino para la poesía en México, porque Tusquets no publicaba poesía en México y es el primer libro de poesía en esta editorial. Me tocó ser el primero y me da mucha alegría que vean que la poesía puede entrar a esos círculos comerciales, donde pensábamos que solamente la narrativa tenía cabida.

¿Te dijeron: “Contigo vamos a iniciar las publicaciones de poesía”, o cómo fue?

Sí. Tenía algunos años negociando con ellos, porque entras a otro circuito de contratos, giras, ferias. Tenía años platicando con una editora y al final me dice que será la primera publicación de poesía. Es una oportunidad para que la poesía mexicana llegue a más público. Siempre nos quejamos los autores, sobre todo los poetas, de la distribución, que todo el asunto es muy marginal, pues se hace en editoriales y proyectos pequeños. Espero que se les abran muchas puertas a los poetas mexicanos.

¿Dónde más presentarás Balacera?

Sí. Tusquets te hace una especie de mini-gira. Mañana voy a andar en la feria de Jalapa; luego en la de León. Andaré por muchos lugares promoviendo y tratando que se distribuya bien.

Imagen El escritor Armando Alanís es el creador de Acción Poeética

¿Has pensado en llevar algo de este proyecto hacia Acción Poética?

Hay un capítulo donde vienen fotografías del proyecto. En esos años, yo decidí tratar de sublimar el lenguaje violento. Escribía frases como: disparos pero sólo a golpes, más amor por tu amor, una ráfaga de suspiros, o que sólo estalle tu risa, verso que escribí donde habían estallado granadas y la gente lo entendió. Me atreví a hacerlo, con mucho miedo, pero es lo que pasaba.

Era una especie de resistencia a que la ciudad estuviera sitiada. Espero haber puesto un granito de arena porque esos años la gente entendiera que la ciudad es nuestra, al fin que somos más los buenos que los malos.

A final de cuentas, el asunto del libro es hacer una reflexión sobre la violencia y sobre lo que sigue después de haber pasado por esa época.  Las reflexiones que se han hecho siempre se quedan en… y es bien grave decirlo; la gente piensa ‘seguramente se murieron porque andaban en algo’. Pero hay que hacer una reflexión más profunda y es lo que pretendo con mi poesía.

Las cifras son demoledoras, 60 mil muertos y cifras no oficiales de 150 mil. Todos eran mexicanos, buenos o malos, que no tenían escapatoria. Hay que hacer una reflexión en torno a eso.

A veces la gente pasa por alto a los desaparecidos o a los desplazados, que casi nadie habla de eso ¿no?

También se habla de una migración. Pasaron muchas cosas y no se hizo lo adecuado. Este poemario es una invitación a hacer una reflexión sobre la violencia que ahí está. A lo mejor ahora la están padeciendo en Acapulco y Reynosa. No hay que quitar el dedo del renglón que nos falta la reflexión. Después de eso, actuar.

¿Exactamente cuándo salió el libro?

Salió el mes pasado en abril, es una novedad.

¿Tus seguidores te han comentado algo? Quienes lo han leído.

Apenas se están haciendo las presentaciones. Espero hacer muchas y que vaya mucha gente. Ahora es más fácil porque estará en todas las librerías comerciales.

Sobre Acción Poética ¿qué vas a hacer este año?

Cumple 20 años este año. No sé específicamente cómo se va a celebrar.

¿En qué fecha justa?

No, no tiene una fecha de algún mes. Empezó en 1996 y la mejor celebración será seguir pintando bardas y llevando la poesía a espacios más visibles, que esa es la idea original. Está en 30 países y más de 180 ciudades en México. Le ha pasado cosas buenas. Es un proyecto muy mediático y por lo mismo hay gente que también lo critica. Pero, creo que el haber inspirado a más gente es un síntoma que las cosas a la gente le gusta.

El asunto es que la poesía llegue a más gente, desde que tomé conciencia poética. El poeta tiene una conciencia social, Neruda tenía clarito eso. Me gusta una frase del poeta chiapaneco Juan Bañuelos, él hablaba sobre la palabra justa, de justicia y justa de embonar. Trato de apegarme a ese tamaño justo.

Imagen El poeta en una de las bardas con un poema suyo

¿Además de poesía también hay frases de canciones, no? recuerdo un par de Soda Stereo.

Sí, siempre. Soy fan de Cerati. Luego los argentinos han tomado muy a pecho Acción Poética. Sí, no solamente son textos o frases; hay frases de canciones, hay homenajes a cantantes, la gente le va agregando… como es en tantos lugares.

¿Cómo se comunican contigo desde otros países?

Por las redes sociales. Hay una serie de reglamentación para hacer el proyecto. La gente lo sigue y luego le agrega otras cosas. Pero saben que es un proyecto de corazón, de compartir la literatura y la poesía.

¿Y qué tipo de reglamentación además del fondo blanco y las letras en negro?

Fondo blanco, letras negras, no nos metemos con política ni religión. Frases no mayores 10 palabras y dos renglones. Hay frases genéricas como “sin poesía no hay ciudad”. Esas son las reglas básicas.

Los músicos, sobre todo los muy comerciales, a veces bromean que en Tepito les van a entregar Disco de Oro por las ventas piratas. ¿Qué te pasa a ti con Acción No Ética o Acción Tepiteña?

Aguantas vara (ríe). La verdad me divierte y creo que es una manera que significa algo el proyecto cuando te parodian o tienes detractores. Hay de todo, hay muchas acciones poéticas, hay memes. Yo me divierto y aguanto vara y, bueno, es parte de un proyecto muy mediático e internacional.

¿Algún otro proyecto similar o que trate de imitar se ha acercado contigo?

No. Todos tenemos comunicación, con unos más que otros por redes sociales, pero no. Con todos hay un trato cordial, nunca hay nada de verlo ofensivo. El proyecto ya es una bola de nieve que ha crecido muy bien. Estoy felizmente asustado.

Me buscan de lugares bien alejados, de África, en Bélgica, en Rusia y Croacia. Todos lo hacen en sus lenguas. Hay en lenguas indígenas y hasta en braile hay alguna barda. El proyecto ha fluido bien y esa es la escénica del proyecto y de la poesía.

¿Te imaginabas toda esa fama en 1996?

No, por supuesto que no. Uno nunca se imagina hasta dónde pueden llegar tus sueños poéticos. Siempre se ha hecho, desde el hombre de las cavernas, los muralistas mexicanos, el graffiti, quien escribe en los baños de la secu. El asunto es hacerlo, accionarlo.

Y de la parte del graffiti o de las culturas urbanas ¿se han acercado a ti por el asunto de una barda?

No, es graffiti. Me negaba en un principio, pero buscando la definición en un diccionario, veo que soy grafitero. Pero es muy distinto, yo no sé pintar ni dibujar. Hay gente que se ha acercado; en Guadalajara o Tijuana hemos hecho cosas con grafiteros, pero hay muchas bardas y espacios.

Ahora el graffiti se ha vuelto más institucional, cotizado, Bansky es el gran ejemplo. Pero evolucionó el graffiti hasta conocerse como intervención urbana o performance o acción poética, que ya es un sinónimo de performance. Ahí andamos.

Sin adelantar nada, ¿cómo serían los festejos?

Tal vez una exposición o un libro del proyecto. Pintar bardas. Vamos a hacer un proyecto en la nueva Ciudad de México. Quizá esa sea la gran celebración, vamos a ir a la gran nueva ciudad a poetizar, que ya es una ciudad muy poética.

¿Y cuándo sería eso?

A partir del segundo semestre. Durará un año, ya hicimos el convenio con el jefe de gobierno. Me hubiese gustado que fuese aquí en Monterrey, pero la Ciudad de México también es de mis ciudades favoritas y una capital del mundo.

¿Aquí no se han acercado contigo?

No. Es muy difícil porque el asunto de la cultura les es muy difícil entrarle al gobierno. Los únicos que lo han entendido es en la UANL. No digo que sea el refugio de los artistas, pero es nuestra casa, nuestra alma mater. Hay mucho talento en todas las ramas del arte y afortunadamente la UANL lo sabe y lo entiende.

No Comments