Cátedra teatral con Héctor Bonilla

Presente dentro del Festival Alfonsino UANL 2014, el actor presentó un monólogo muy cercano al público asistente.

Guillermo Jaramillo

 

LINEA_VU_WEB

Hector_BonillaSi el público no puede ingresar al camerino, éste tendría que venir al escenario. Este acto fue uno de los más aplaudidos el 27 de mayo, minutos antes de que se llevara a cabo Sobre el daño que hace el tabaco, monólogo de Anton Chéjov, actuado por Héctor Bonilla. El Aula Magna del Colegio Civil Centro Cultural Universitario lucía a media luz al momento en que el primer actor Héctor Bonilla intercambiaba anécdotas teatrales, de vida y algunos secretos del teatro con el público asistente. “Si el público no puede ver cómo se prepara uno antes de la puesta, entonces yo me traigo el camerino al escenario”, dijo Bonilla mientras su esposa se preparaba para maquillarlo frente al auditorio. Bonilla comentó que esta obra traza dos vertientes del autor, el tono de obras como El Oso, y también la presencia de sus grandes piezas como El jardín de los cerezos o La gaviota. Asimismo, señaló que los actores anhelan que cada función sea distinta a la otra, y precisamente con esta obra se muestra al público la versatilidad de un actor en el escenario. Mientras la charla avanzaba, el rostro de Bonilla se transformaba poco a poco en el de Iván Ivanovich Niujin, el vetusto hombre que trata de explicar los daños causados por el tabaco, mientras revela su aprehensiva vida al lado de su mujer. Al final de la obra el público pudo seguir intercambiando opiniones o saciando sus dudas, pues Bonilla, más que un actor, fue un catedrático sobre el escenario.

No Comments