Category: FLAMA

‘Los booktubers lo hacen a toda madre’: Taibo

“Los booktubers funcionan porque son jóvenes hablándole a jóvenes”, tiró el escritor Benito Taibo en la charla que “Del you al book”, entre él y el booktuber Alberto Villarreal dentro de la Feria Universitaria del Libro UANLeer 2017 y la Cátedra de Periodismo Elena Poniatowska.

 

Por Luis Salazar

Fotos: Pablo Cuéllar

 

El ser booktuber funciona porque se recomienda qué leer con honestidad y sinceridad. Son jóvenes hacia sus pares. Eso es lo que considera Benito Taibo cuando le preguntaron por este neo-oficio virtual, y cuando piensa en Alberto Villarreal, un booktuber.

Esto lo mencionó Taibo al calor de la charla “Del you al book”, que impartió con Villarreal el 18 de marzo en la Feria Universitaria del Libro UANLeer 2017, dentro de la Cátedra de Periodismo Elena Poniatowska.

En realidad, fue una charla entre amigos, cómplices y amantes de la lectura. Aunque ambos son autores, se asumen más como lectores desde diferentes trincheras.

Alberto Villarreal es un booktuber regiomontano famoso, autor de Ocho lugares que me recuerdan a ti (Planeta 2016), y se hizo famoso por su canal: youtube.com/user/AbriendoLibros, en el que tiene más de 170 mil suscriptores y más de cuatro y medio millón de reproducciones.

Benito Taibo (Ciudad de México 1960) es periodista, poeta, promotor de la lectura e integrante de una familia con raigambre literario.

Una de las preguntas que alguien del público le hizo a Taibo fue: ¿Se animaría a ser booktuber? Taibo respondió: “Los booktubers lo hacen a toda madre. Funcionan porque son jóvenes hablándoles a jóvenes. Es una recomendación sincera, amable, honesta. A mí me daría mucho pudor. Puedo parecer un viejito maestro y no me voy a pintar el pelo”, bromeó.

Ambos recomendaron cinco libros sacudidores ante una pregunta expresa de una joven del público.

El booktuber recomendó Aristóteles y Dante descubren los secretos del universo de Benjamín Alire Sáenz; Las ventajas de ser invisible de Stephen Chbosky; El libro salvaje de Juan Villoro; El quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes Saavedra; y los fundacionales o donde empezó toda su carrera booktuberística, el prohibido Harry Potter, de J.K. Rowling; y Las Crónicas de Narnia de C.S. Lewis.

Villarreal amplió el porqué la saga del mago inglés fue un libro prohibido. “Estaba estudiando en un Seminario. Estaba súper prohibido leer cosas de magia. Lo leí debajo de las sábanas y con una lámpara”, relató.

En tanto, Benito Taibo también reflexionó acerca de cuáles son sus cinco libros sacudidores.

Arrancó coincidiendo con Villarreal en El libro salvaje de Juan Villoro, y continuó con Rayuela de Julio Cortázar; A sangre fría de Truman Capote, y mencionó que es un ejemplo de cómo el periodismo es un hijo guapísimo de la literatura. Soltó que Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez, lo sacudió y sigue sacudiendo a la fecha, finalmente, les recomendó, antes que un libro, a un autor: a Jorge Ibargüengoitia.

Alguien más del público le preguntó ¿Cuál era su palabra favorita del castellano? El escritor de Querido escorpión y Desde mi muro, ambos editados por Planeta en 2013 y 2014, respectivamente, sin titubear, respondió: apapachar. “Es una voz náhuatl que no existe en ningún otro lugar del mundo y sólo en México tiene un significado. Y lo sigo y lo hago constantemente: el apapachar”, remató.

El ring y las letras

La Editorial Universitaria reunió parte de la obra de Zacarías Jiménez para armar Ring de vidrio, texto que se presentó en la Feria UANLeer. El autor coordinó talleres literarios e impartió talleres de redacción y literatura, también fue colaborador del Diario de Monterrey y Milenio.

 

Por Abel Hernández

Fotos: Melissa Vivero

Ring de vidrio tiene todo de Zacarías Jiménez: sus letras, su pasión por el box, lo desgarrador que fue su mundo, la presencia de sus amigos, su entrega en cada texto.

La compilación de textos escritos por el escritor originario de San Luis Potosí se presentó durante la séptima edición de la Feria UANLeer y participaron en este evento Aidé Cavazos, Jessica Nieto y Guillermo Jaramillo.

Durante la presentación, se habló sobre la carrera del querido escritor, así como su manera de apreciar la vida que para Jiménez –según las palabras de quienes lo conocieron– es como una lucha constante, como estar arriba de un ring.

De ahí parte el nombre de la obra. Ring de vidrio es una frase que aparece en una de las novelas del autor y en ella se habla acerca de la fragilidad de la vida, de lo fácil que puede perderse, pero, al mismo tiempo, de su rudeza.

El título hace referencia al apego que tenía Zacarías Jiménez por el box. A parte de la escritura, este deporte era su segunda afición, por lo que utilizaba este gusto que tenía por el boxeo para construir sus textos narrativos.

“Algo que caracterizaba a Zacarías era su gusto por el box. Construía muchas metáforas o introducía en sus textos muchas referencias a este deporte. De aquí surgió la propuesta sobre el título de Ring de Vidrio”, comentaron los presentadores.

El contenido del libro cuenta con dos novelas del autor tituladas Biografía inconclusa de una leona herida y Desmemorias de un indocumentado, así como una serie de cuentos que él escribió.

Estos textos literarios fueron recopilados por un grupo de autores locales como Guillermo Jaramillo, Víctor Olguín, Ernesto Castillo, Andrés Vela, entre otros, quienes conocieron al maestro Jiménez durante su trayecto como escritor y, gracias a ellos, en conjunto con la Editorial Universitaria, fue como se rescató –y ahora preservará– el  material.

“Esto no hubiera sido posible sin la ayuda de todas estas personas. Ellos han sido los que reunieron todo el material, los que tenían este afecto, este interés y este deseo de publicar su trabajo. Lo importante es recordar a Zacarías y qué mejor a través de sus letras”, coincidieron los presentadores.

El libro estará a la venta del 15 al 20 de marzo en la Feria del Libro UANLeer 2017 dentro de Colegio Civil Centro Cultural Universitario y, más adelante, en la Librería Universitaria.

 

Cuento para el buen comer

A través del cuento, Cynthia Robleswelch comparte  al público infantil consejos para aprender a comer y cuidar el cuerpo y la mente. Con divertidas dinámicas cautivó a los pequeños que acudieron a la FeriaUANLeer.

 

Por Abel Hernández

Fotos: Melissa Vivero

Frente al público infantil, Cynthia Robleswelch presentó su libro Tristán, el gato comecolores en el cuarto día de la Feria del Libro UANLeer 2017. Durante la presentación, la mamá de Rocco dejó en claro su mensaje a los niños: es importante aprender a cuidar su alimentación.

Con juegos y dinámicas fue como los pequeños de la asociación Club Niños y Niñas de Nuevo León presenciaron la lectura del cuento infantil de la escritora. Además, los niños recibieron una plática sobre cómo tener una alimentación saludable.

Tanto la plática como el cuento estuvieron ligados por el tema de la alimentación. Aparte de entretener a los niños con dibujos del personaje Tristán, la función del cuento fue enseñar a los padres sobre cómo alimentar a sus hijos.

“El tema de la alimentación es mi vida. Desde hace cuatro años me convertí en educadora alimentaria; entonces, esto es básicamente una herramienta para mi trabajo”, comentó la autora.

Sobre su afán de escribir hacia el público infantil, Cynthia Robleswelch comentó que el motivo de crear cuentos dirigidos a los niños proviene de querer aportar su granito de arena a la educación de los niños de México.

“Yo creo que son el futuro y es la única vía que yo encuentro para poder cambiar lo que traemos arrastrando. Para mí es maravilloso cómo los niños se entregan y disfrutan cosas bien sencillas; siembras una semilla y, cuando se convierten en adultos, sabrás que algo les dejaste”, comentó la autora.

Tras finalizar la presentación del libro, los niños de la asociación recibieron una copia del cuento como obsequio por parte de la Editorial Universitaria y la autora se dedicó a firmar cada una de ellas.

Para el futuro, Cynthia Robleswelch compartió que quiere publicar más libros de educación alimentaria. Mencionó que pronto planea sacar uno sobre alimentos representativos de México como el cacao y el maíz, también dirigido al público infantil.

Tristán, el gato comecolores tiene un costo de $80 y estará disponible en la Feria del Libro UANLeer durante los días 18, 19 y 20 de marzo en Colegio Civil. Más adelante podrás adquirirlo en la Librería Universitaria. Además de su versión impresa, el libro está disponible como cuento interactivo y puede ser descargado desde la Apple Store.

Mucho talento en México Mágico

El grupo de danza México Mágico reúne el talento de jóvenes apasionados por esta disciplina artística; algunos de ellos son estudiantes de nuestra UANL.

 

Por Abel E. T. Hernández
Fotos: Melissa Vivero

Si alguna vez has pensado que triunfar en la danza es un camino fácil, piénsalo de nuevo. Como todas las carreras, la danza también tiene sus obstáculos en el camino y para llegar al éxito hay que aprender una famosa –y ya conocida– lección: nunca darse por vencido.

Gracias a esta lección, Juan Ricardo López Montelongo ganó el reconocimiento de muchos haciendo lo que le apasiona. La danza, para él, es una de las cosas más bellas, pues desde los 6 años era un estudioso y practicante de este arte.

Cuando Juan entró a la licenciatura en Publicidad en la Facultad de Ciencias de la Comunicación, ya formaba parte del Ballet Folklórico Fiesta Mexicana. Ahora él es socio del Instituto de Investigación y Difusión de la Danza Mexicana y es maestro de su propio grupo de danza México Mágico.

Suena fácil cuando se escucha ¿no? Pero no siempre fue así; como todo en un principio, lo difícil es empezar.

El joven y su grupo de danza, en un inicio conformado por ex alumnos de la Secundaria 20 “Juan F. Escamilla”, se enfrentaron a dificultades como costear sus propios vestuarios, mantener la disciplina durante las sesiones y conseguir espacios para ensayar las coreografías.

Actualmente el grupo está conformado por 34 integrantes y la mayoría de ellos estudia –o estudió– en la UANL. Son los casos de Isabel González (egresada de FACPYA) y Karina Carlos (egresada de FAPSI); ambas son miembros de la primera generación del grupo junto con el maestro Juan López Montelongo.

En entrevista con Vida Universitaria, Juan López recuerda con cariño y gratitud a la directora de la secundaria en aquel tiempo, Josefina García Alejandra, ya que, gracias a su apoyo, el grupo comenzó a ensayar en la Secundaria 20. De hecho, hasta la fecha realizan ahí los ensayos.

“En Nuevo León, los grupos de la región son muy buenos, pero también, para desgracia, hay grupos que imitan a otros grupos; es decir, copian el trabajo de otros”, comentó el maestro Juan López. Una de las cosas que López y su gente buscaron con México Mágico es que los identificaran por su esencia y estilo.

Tanto fue su determinación para ser reconocidos por su trabajo, que consiguieron que CONARTE Nuevo León los invitara a sus presentaciones. Tiempo después, Acción Cívica, del Gobierno del Estado, los invitó a uno de los eventos de danza folklórica más importantes de Nuevo León. Gracias a esta participación, México Mágico pasó de ser un grupo emprendedor a un grupo referente de la danza.

México Mágico ha participado tres años seguidos (2012, 2013, 2014) en el festival Mitote Folclórico de CONARTE Nuevo León; en dos ocasiones llegaron hasta la fase final que se celebró en la Gran Sala Del Teatro de la Ciudad;
Arriba el Norte es otro de los festivales en los que ha participado.

Juan López y su grupo participarán el 19 de febrero en los festejos del Día del Soldado dentro de las instalaciones de la séptima zona militar; honor que no se le da a cualquier agrupación de danza, asegura López.

México Mágico celebrará 9 años y lo celebrarán con una serie de presentaciones: en el Teatro Sara García, Guadalupe (marzo), en el Teatro Calderón, Monterrey (junio), en el escenario al aire libre del Teatro de la Ciudad (agosto) y en los festivales Arriba el Norte y Mitote folclórico.

También tendrá participación en un festival de danza en Cuba y hay pláticas para asistir a un festival de danza sudamericano; por lo que, si todo sale bien, él y sus chicos tendrán una cita en el futuro para visitar Perú en enero de 2018.

 

 

 

Pedro Páramo: el fantasma del cacique

Juan Villoro habló para Vida Universitaria de la obra de Juan Rulfo, siempre novedosa.

 

Por Guillermo Jaramillo

Este año se cumplen 100 años del nacimiento de Juan Rulfo, escritor cuya obra, según palabras de Juan Villoro, es la mejor metáfora escrita en México sobre el despojo.

“Donde aparece gente tan pobre que, incluso, carece de la posibilidad de que le suceda algo. Personajes de Pedro Páramo que no tienen la oportunidad de enfrentarse al acontecer diario, a la historia, y que son almas en pena que vagan sin un destino propio; una metáfora de la política y la gente a la que se le ha arrebatado el derecho a la existencia”, señaló Villoro.

El escritor asistirá el 26 de enero al Aula Magna de la UANL para dictar la conferencia magistral “Juan Rulfo: la novedad de los fantasmas”, como parte de los festejos por el X aniversario del Colegio Civil Centro Cultural Universitario.

Lectores espectrales que atraviesan el tiempo, así ve Villoro a los amantes de la obra del autor nacido en Sayula, Jalisco.

“La charla tiene que ver con los fantasmas de Pedro Páramo, personajes que están entre la vida y la muerte, en un limbo; y no han acabado de llegar al más allá y son los habitantes del pueblo de Comala.

“De alguna manera, los fantasmas de Rulfo también somos nosotros, sus lectores, que, de manera espectral, hemos seguido sus palabras y continuado interpretando su obra inagotable”, comentó quien encontró la obra rulfiana en sus tiempos del bachillerato.

Rulfo fue un hombre conocedor de gran parte de la literatura universal, que siempre guardó un tiempo para acercarse a los jóvenes. Incluso había leído algunos cuentos de juventud de Villoro aparecidos en revistas, teniendo la bondad de comentarlos favorablemente en publicaciones.

Cuentas fantasmas

Leer a Rulfo es leer un retrato descarnado de la realidad lastimada que tenemos. Villoro recomendó encontrar nuevos enfoques de lectura a la obra de Rulfo, que nos permitan ver la gran novedad que ofrece.

“Hice un ejercicio con alumnos míos en la universidad de entender Pedro Páramo como un antecedente de la realidad virtual. Todas las personas que aparecen en este libro son fantasmas, no tienen una existencia tangible, de modo que podría ser como una especie de cuenta en Facebook o de chat donde todas las personas que están interviniendo son voces que no tienen una materialización concreta.

“Fue interesante ver cómo los chavos se conectaban muy directamente en esta estructura de voces sueltas, donde un autor está armando una virtualidad de la palabra, donde no hay un narrador protagónico, sino que todo está narrado a partir de voces sueltas que no sabemos muy bien de dónde provienen, como un chat de la era moderna”, señaló.

 

Cacicazgo

Pasan y pasan los años y este México parece que adoptó eternamente la figura del cacique, pues vemos esta presencia bien arraigada a lo largo y ancho del país. Gobernantes en fuga, políticos con máscara de activistas sociales, activistas sociales politizados, figuras deportivas arrogantes, líderes de opinión pedantes.

Pedro Páramo es una radiografía extraordinaria de una figura autoritaria que tiene distintos niveles de interpretación. Es, por supuesto, el cacique del pueblo, también el caudillo carismático.

“En tercera instancia, es el patriarca, el padre poderoso que hace que toda la gente dependa de él. En algún momento de la novela un personaje dice ‘todos somos hijos de Pedro Páramo’; es decir, él es el padre autoritario.

“Esta figura toca fibras del autoritarismo que siguen presentes en México; el padre machista, impositivo de la vida privada; el caudillo mesiánico en la vida pública; y el cacique que usufructúa el patrimonio de todos como si fuera el patrimonio personal. Esta realidad lo emparenta demasiado con los gobernadores, no sólo los que están en fuga, sino algunos que están en función”, destacó.

Las características mencionadas por Villoro acerca de la figura de Pedro Páramo nos hacen recordar a emblemáticos líderes metropolitanos como Eugenio Garza Sada, Santiago Vidaurri y más recientemente Pepe Maiz y el propio Bronco.

“En términos generales, podemos decir que el problema de la autoridad comienza en el seno de la familia y ahí la radiografía de Rulfo es muy certera. Un padre autoritario que tiene como segundo de abordo a un hijo primogénito varón, hace que las estructuras familiares sean muy poco democráticas.

“Esto también lo vemos en las escuelas donde la figura de autoridad admirada entre los compañeros no es el mejor alumno ni el que cuenta con mayores valores colectivos, sino el líder de la pandilla, el ganón del patio, que impone autoridad –muchas veces– con los puños y se convierte en la figura que tiene prestigio al interior de la escuela”, finalizó.

Este autoritarismo se irá repitiendo a lo largo de la vida en el entorno político, familiar, empresarial, en todos los órdenes de la vida mexicana.

Finalmente, Villoro señaló que si Rulfo se encontrara entre nosotros, sería una figura muy parca, siempre al margen de un protagonismo público. No andaría en las redes sociales erigiéndose como líder de opinión.

 

La corrupción como tema teatral

Corruptocracia es la obra que hizo ganador a Felipe de Jesús Villarreal. El escritor regiomontano obtuvo el Premio Nacional de Dramaturgia “Emilio Carballido” 2016. El galardón será entregado en la Feria del Libro de la Universidad Veracruzana en abril de 2017.

Por Benjamín Núñez

Fotos: Melissa Vivero

img_3757

“Quise trabajar sobre una especie de territorio indefinido, que pudiese aplicarse a cualquier Estado, que no sea regionalizada y que en todos lados aplique”, explicó Felipe de Jesús Villarreal sobre su obra Corruptocracia, con la cual ganó el Premio Nacional de Dramaturgia “Emilio Carballido”.

El escritor regio radica ahora en la Ciudad de México, y confesó que se sorprendió mucho con la llamada telefónica que realizó la Directora de Desarrollo Cultural, Lizbeth García Rodríguez, para informarle sobre su triunfo.

Los jurados del Premio Nacional de Dramaturgia en la edición 2016 fueron Rubén González Garza, decano del teatro en la entidad; el dramaturgo Hernando Garza; y Marco Tulio Aguilera, de la Universidad Veracruzana.

En esta edición del certamen, participaron 69 trabajos que la Universidad Autónoma de Nuevo León, en conjunto con la Universidad Veracruzana, recibió durante los meses de marzo y octubre.

Previo a conocer al ganador, el maestro González Garza comentó que en cada edición hay más finalistas que califican del uno al 10 y se toma en cuenta si tiene progresión en su escritura.

“Con una gran imaginación y progresión, nunca decae el interés y denuncia social de la burocracia mexicana. Para los directores de teatro que buscan historias interesantes, esta es una de ellas”, comentó González respecto al trabajo ganador.

Sobre Corruptocracia, González Garza expresó que es una obra bien escrita con personajes verosímiles, con un tema constante dentro de la trama y que no cae en el tedio, sino que al avanzar, la historia se hace más compleja.

Tiene dos desenlaces, basados en un referéndum, sobre si el lector cree o no en la democracia y a partir de ahí llega a un final.

“El mismo público llegará a su desenlace”, comentó Garza, sobre una obra que no pierde su trama y que a pesar de ser ficción entra en cualquier situación cotidiana.

Felipe de Jesús Villareal cuenta con trabajos anteriores en Vida Universitaria, El Porvenir y diferentes obras presentadas en Microteatro. Villarreal es miembro del Taller Dramas de Nuevo León, que preside el maestro González Garza.

El ganador del certamen recibirá la cantidad de 150 mil pesos.

 

Se presenta Macbeth con gran éxito

 

La Orquesta Sinfónica de la UANL ejecutó las piezas que conforman la obra del compositor italiano Giuseppe Verdi, durante la gala de la ópera de Nuevo León, que se llevó a cabo en la Gran Sala del Teatro de la Ciudad.

 

extra-la-osuanl-estuvo-a-cargo-de-la-musica-en-la-obra-de-teatro

Por Guillermo Jaramillo

Fotos: Jonathán Monsiváis

La Universidad Autónoma de Nuevo León estuvo presente en la puesta en escena de la ópera Macbeth de Guiseppe Verdi, a través de la Orquesta Sinfónica acompañando a la Ópera Nuevo León este 25 de noviembre en la Gran Sala del Teatro de la Ciudad.

Al punto de las 20:00 y la tercera llamada de la noche, las tinieblas cayeron por los bosques escoceses y el ritual de las brujas se dejó ver entre las sombras.

iki_5844

Entonces Macbeth y Banquo entraron en escena, interpretados por Carlos Almaguer y Rosendo Flores, respectivamente.   A partir de ahí la ambición por el poder creció al son de una OSUANL bien dirigida por Guido María Guida.

La obra de Giuseppe Verdi narra la historia del guerrero Macbeth, quien tras regresar de la batalla encuentra un aquelarre de brujas que predicen su ascenso como rey de Escocia. Cegado por la ambición e instigado por su esposa hambrienta de poder, Macbeth comete múltiples intrigas, traiciones y asesinatos para conseguir el trono y escapar de la fatal profecía de la decadencia.

Apoyados por  una gran propuesta visual consistente en una moderna pantalla que proyectaba bosques, cuevas e interiores precisos, los productores hicieron que las brujas errabundas viajaran por el aire llevando malas noticias. La sangre del asesinato y la venganza ceñida a él,  dejaron como lección que el poder es efímero, pero la avaricia de su búsqueda siempre deja cicatrices.

extra-musica-acargo-de-la-osuanl

El folclor del Día de muertos

“Le limpio la tumba señito” es una de las frases que recibieron los visitantes a los panteones este 2 de noviembre, una fecha de mucha tradición, cultura y cuando es posible platicar, cantar y comer con los muertos.

Por Gisel Cantú

Fotos Daniel Zamora

Una de las tradiciones mexicanas más festejadas por los vivos es el Día de muertos. En este día recordamos a los difuntos seres queridos. Cada 2 de noviembre los panteones lucen abarrotados; este año no es la excepción.

extra3-muchas-munecas-hechas-a-mano-adornaron-el-altar

A las tres de la tarde llegué al lugar del eterno descanso. Las calles aledañas, Iturbide y Burgos, estaban cerradas debido al ambiente de fiesta que se respiraba entre puestos de comida, venta de flores, artículos religiosos y, claro, los visitantes al Panteón Municipal de San Nicolás de los Garza.

“Le limpio la tumba señito”, así me recibieron las personas que cargaban tinas con palas, pinceles, pinturas y escobas, quienes, en pleno noviembre, hacen su agosto cobrando 80 pesos por realizar labores de limpieza y arreglos en las tumbas.

Mientras caminaba, las familias disfrutaban el momento con sus seres queridos, los vivos y los muertos. Se puede vivir este encuentro de muchas formas: con un breve e intenso silencio, degustar la comida que tanto les gustaba a los familiares en vida, así como escuchar la música que disfrutaban cantar y bailar.

extra6-el-color-de-las-tradiciones-mexicanas-en-el-altar-de-odontologia

“Tú eres la tristeza de mis ojos que lloran en silencio por tu amor, me miro en el espejo, veo en mi rostro el tiempo que he sufrido por tu adiós”. Sonaba Amor eterno en la guitarra y el acordeón de dos músicos, de quienes no sólo su voz se escuchaba, también la de la familia, que después cantó Que falta me hace mi padre, y reflejaron la tristeza por la muerte del hombre más importante en sus vidas.

La lluvia no fue impedimento para que más gente pasara gran parte del día en el cementerio, acompañados de amigos, familiares, incluso, solos. Muchas personas llegaban con arreglos florales y otros más con las manos vacías, pero llenos de nostalgia.

Siempre decimos que los mexicanos nos reímos de la muerte, pero al caminar entre las tumbas, escuché el fuerte llanto de una mujer que gritaba “¿Por qué me dejaste sola Ramón? Llévame que estoy muerta en vida”. Un reclamo para quien partió de este mundo.

extra7-el-pan-de-muerto-y-las-calaveritas-adornaron-el-altar

Este 2 de noviembre hubo difuntos que no recibieron visita, mucho menos una lágrima de quienes fueron su familia, sólo bastó ver sus tumbas que lucían abandonas y olvidadas entre las yerbas y basura.

Cuidando de no pisar o tropezar con lápidas y tumbas, hasta en el cementerio se reflejan las clases sociales, las construcciones de algunos mausoleos son las evidencias. En algunas tumbas contiguas sólo muestran los datos necesarios de la persona que ahí descansa, o quizá la intempestiva partida no les permitió más.

Esta fecha es la oportunidad para ofrecer servicios funerarios. Así lo hizo una vendedora que me recordó lo importante que es estar preparados ante fatal situación, pues tarde o temprano todos los necesitaremos, sin importar edad, sexo o posición económica.

extra9-el-folklore-mexicano-dentro-de-la-presentacion-del-altar

A cierta distancia se veían los cuerpos de auxilio atentos a cualquier situación de riesgo que se pudiera presentar, debido a que año tras año se han reportado caídas a tumbas, desmayos y golpes de calor.

A la salida del panteón, estaban los puestos en los que se ofrecían muy diversos platillos y que lucieron abarrotados por la gente que antes o después de visitar a sus seres queridos hicieron la parada obligada para probar las tortas, quesadillas al estilo México y los preferidos de la gente: los tamales que llamaban la atención por su gran tamaño y bajo precio, cuatro por 50 pesos.

A este menú se sumaron los postres: churros clásicos y rellenos, frituras preparadas, la tradicional caña de azúcar, los dulces de leche y para los que buscaban algo más light, los vasitos de fruta.

extra7-la-flor-de-cempasuchil-en-el-altar

Los otros puestos más concurridos fueron las flores, donde se vendían desde el simple ramo, hasta los arreglos más elaborados. En la mayoría predominaba la famosa flor naranja, tradicional en las ofrendas de Día de muertos, la flor de cempasúchil.

Al final de esta visita, reflexioné en que el destino es incierto y que nadie tiene la vida comprada. Tal vez nosotros somos los que el próximo año conviviremos con nuestros familiares en el panteón, celebrándolos o tal vez ellos a nosotros.

Panteones, siempre vivos

En conferencia, Enrique Tovar habló de la importancia de la obra funeraria del escultor Miguel Giacomino.

extra-enrique-tovar

Por Guillermo Jaramillo

Fotos Denisse Garza

 Hace tantos años se dio una pugna laboral entre dos grandes escultores de la ciudad: Michele Giacomino y Antonio Decanini. La idea era hacer una obra en determinado tiempo, presentar el proyecto a destacadas personalidades de la escultura local y mandarla a dictamen a los grandes maestros italianos. La pugna se extendió en los periódicos, en donde Giacomino retó a Decanini, sanamente. Ser testigos de esta competencia artística en el Monterrey de la década del cuarenta debió ser todo un suceso.

extra-enrique-tovar-respondiendo-a-la-pregunta

Hoy, la obra de Giacomino aún se aprecia en diversas partes del mundo. Los panteones del Carmen y de Dolores, ubicados en la Colonia María Luisa en el Centro de Monterrey, guardan gran parte del trabajo del escultor italiano.

De esto y más habló el arqueólogo Enrique Tovar Esquivel dentro de su conferencia “El arte funerario de Miguel Giacomino”, impartida en el Patio Ala Sur del Colegio Civil el 1 de noviembre.

Desde temprana edad, Giacomino aprendió el oficio de la piedra, pues su padre era cantero. El joven realizó sus estudios académicos y pasó por Chile, Cuba y Estados Unidos. Existen anuncios de periódico en los que el escultor ofrecía su trabajo, como bustos o estatuas, pero fue hasta 1903 que realizó su primera obra funeraria.

extra-el-arte-funerario-presentacion-del-dr-enrique

Como bien señaló Tovar, los panteones son espacios vivos que guardan muchos cambios en su arquitectura. Sin embargo, en ocasiones, las familias de los difuntos remodelan la capilla, lápida, recinto y, debido a estos cambios en el espacio, las piezas que adornan el camposanto cambian de lugar, algunas las hurtan y otras son vandalizadas.

Tovar apuntó que Giacomino siempre fue un escultor que tomaba en cuenta a sus clientes; trabajó con todo tipo de materiales, desde mármol  –las más costosas– hasta el yeso, con tal de ayudar al bolsillo del comprador.

extra-el-publico-1

“Por lo menos hay más de 52 monumentos de Giacomino entre los panteones de Dolores y el Carmen”, indicó el investigador. Precisamente por la riqueza escultórica que se conservan en los cementerios, Conarte realiza recorridos culturales por distintos recintos de la ciudad, y este par de camposantos emblemáticos forman parte de las visitas preferidas por los asistentes.

extra-haciendo-preguntas-al-exponente

Rafael Teniente, común y corriente

Por Guillermo Jaramillo

Cuando un nombre comienza a sonar entre el sector artístico y cultural de Monterrey, no hay mejor acción que la de la entrevista. Rafael Teniente tiene todo para ser abordado por el periodismo. Hace poco expuso su arte plástico en el Gargantúas, y aceptó una entrevista para Vida Universitaria. Mientras Teniente movía su bigote a la Emiliano Zapata, nos enteramos de algunos aspectos de su vida.

La exposición se compuso de piezas recientes y antiguas, obras que datan de 10 años atrás y algunas de recién factura. Teniente indaga en distintas técnicas, desde el óleo hasta el Photoshop. Una de las características de este artista es el dibujo donde aparecen figuras alargadas. De pronto, uno se encuentra con un Teniente en un plato desechable, temple, óleos, y así como experimenta en la técnica, lo hace en el contenido.

Pero ¿quién es Rafael Teniente? Un tipo dotado de un atractivo nombre para ser artista, que a distancia nos recuerda a un caudillo de la Revolución Mexicana; y en terreno corto mantiene un hablar pausado, alejado de las sonoridades pedantes del arte snob. Por instantes, el artista parece un hombre común y corriente.

rafa

Teniente señala que el temple es una de las técnicas a la que la mayoría de los artistas regiomontanos huye, pero es la técnica pictórica más antigua.

“El arte contemporáneo, el arte conceptual es lo que se mueve más, lo oficial. Yo les llamó las galerías cool. A mí me catalogan como un artista más tradicional por lo mismo que utilizo lienzos y técnicas más tradicionales. Los artistas de Monterrey casi no abordan el dibujo.

“Yo siempre he dibujado figura humana y me caracteriza el alargamiento de los rostros, siempre tendía a alargar la nariz. Experimentando, jugando y relajándome pensé que si había cierto alargamiento, por qué no hacerlo más largo”, menciona en el patio del concurrido Gargantúas.

Las primeras horas de la noche

Afuera del recinto estarán cambiando de vía los vagones. Ya habrá uno o dos tipos en completo estado de ebriedad, ya sea en la barra de un bar o introduciendo las llaves al auto. En la esquina de Carlos Salazar y Mariano Escobedo, unas inocentes muchachas saludan a los transeúntes desde el interior de una casona.

Un hombre cruza –a paso lento– la calle Carlos Salazar hasta desvanecerse en el acto epiléptico, y ser salvado de una muerte segura en plena calle por una pareja de periodistas. Mientras tanto, Teniente aún mueve su bigote y bebe esa larga cerveza de las primeras horas de la noche.

“El dibujo es base en mi trabajo. Experimentar con papel, siempre estoy en eso, aun así que estoy pintando hago pausas para dibujar, me gusta. Yo trabajo en casa básicamente solo. Me gusta mucho la música, es genial. Si pusiéramos un soundtrack para trabajar, yo tendría uno.

“Escucho mucho rock en español. Estoy ahora escuchando música retro como Santa Sabina, La Lupita, La Castañeda, los redescubrí. Escucho música de toda, pongo cumbias, colombiana, soy de la Independencia, donde crecí. Los domingos familiares voy a casa de mi madre y escucho música cantinera antigua como Chuy Rodríguez, Pedro Yerena, Juan Salazar.

sormuerte

“Yo despertaba escuchando música popular, los sonideros del cerro. Los domingos despertaba con esas canciones dedicadas a la gente que cumplía años, ponían Las mañanitas de Pedro Infante; despertaba con esas canciones y el olor a huevo frito”, comenta Teniente sobre su vida.

El artista confiesa que comenzó trabajando cosas rebuscadas en sus inicios, pero hoy se relaja y experimenta. Recuerda que en sus primeros años de aprendizaje, recurrió al Renacimiento, y dibujó a la Mona Lisa con su estilo de alargamientos.

El arte clásico está presente en él; Botticelli, Tiziano, Courbet, Van Gogh, Balthus son algunas figuras a las que admira el pintor. Teniente menciona que en los meses de otoño-invierno los artistas se vuelcan en el trabajo.

“Diciembre para mí es importante para ventas. Creo que lo que me está esperando son las nuevas tecnologías. Estoy manipulando la fotografía en Photoshop. He estado trabajando mucho con fotografías de la ciudad, las intervengo en Photoshop con alargamientos y dándole una especie de ambiente apocalíptico, ruinas”, finaliza.