Category: CULTURA

Perdida en los Apalaches: la fragilidad de los encuentros

Alberto Estrella festejó 10 años de Círculo Teatral con esta puesta en escena dentro del Festival Alfonsino 2014.

Norberto Coronado

LINEA_VU_WEB

La noche del 20 de mayo se presentó en el Aula Magna del Colegio Civil Centro Cultural Universitario la obra de teatro Perdida en los Apalaches del escritor español José Sanchis Sinisterra, con el reparto de Alberto Estrella, Emoé de la Parra y Víctor Carpinteiro.

La obra significa para Estrella la celebración de los 10 años de Círculo Teatral, espacio cultural en la Ciudad de México que él fundó para compartir conocimientos ─de él y sus amigos invitados─ a los jóvenes interesados en la actuación. En Círculo Teatral se imparten conferencias, exposiciones y obras de teatro con alto contenido cultural.

Y la UANL tuvo el honor de recibir, por primera vez fuera de la Ciudad de México, esta obra que habla sobre “Física cuántica, de encuentros y desencuentros en tiempo y espacio a través de ella. Trata del desencuentro amoroso. Es una obra divertida, emotiva, que lleva al espectador a pensar en la fragilidad de los encuentros y en retener los instantes que pueden ser la felicidad que tanto anhelamos”, platicó Estrella.

“Es una obra que tiene sus partes no realistas, pero retrata la realidad que estamos viviendo, del amor, del desamor y de la necesidad de tener un poder. Mi personaje del Secretario Segundo es capaz de vender hasta huevos con tal de tener una presencia ante la gente. Yo estoy en la oficina, Emoé está en los Apalaches y Carpinteiro está en Praga, esto lo hace muy divertido”, señaló Estrella.

Ya para entrar a escena, Alberto se despide no sin antes agradecer la oportunidad de presentarse en el Aula Magna. “La UANL ha sido un espacio en el que se me ha permitido seguir desarrollándome creativamente. Hay un compromiso de amistad dada la cercanía del Círculo Teatral y el Lic. Rogelio Villarreal, quien entiende perfectamente bien el vínculo que necesitan los espacios para generar obras creativas con gente joven”, finalizó Estrella.

Perdida en los Apalaches contó con la Dirección de Gema Aparicio, la escenografía e iluminación de Mónica Kubli, y el vestuario de Cristina Sauza.

Alberto Estrella tiene más de 25 años de trayectoria en cine, teatro y televisión, y ha participado en películas como Principio y fin, La reina de la noche y La virgen de la lujuria de Arturo Ripstein. Emoé de la Parra es directora de teatro docente y guionista, licenciada en Filosofía por la UNAM, entre sus trabajos actorales están Viaje de un largo día hacia la noche de E. O Neill, y Emily de W. Luce. Victor Carpinteiro es licenciado en Artes por la Universidad Veracruzana, y destacan sus actuaciones en Los Cabellos de Absalón, La Malinche y Macbeth.

 Perdida en los Apalaches

Cátedra teatral con Héctor Bonilla

Presente dentro del Festival Alfonsino UANL 2014, el actor presentó un monólogo muy cercano al público asistente.

Guillermo Jaramillo

 

LINEA_VU_WEB

Hector_BonillaSi el público no puede ingresar al camerino, éste tendría que venir al escenario. Este acto fue uno de los más aplaudidos el 27 de mayo, minutos antes de que se llevara a cabo Sobre el daño que hace el tabaco, monólogo de Anton Chéjov, actuado por Héctor Bonilla. El Aula Magna del Colegio Civil Centro Cultural Universitario lucía a media luz al momento en que el primer actor Héctor Bonilla intercambiaba anécdotas teatrales, de vida y algunos secretos del teatro con el público asistente. “Si el público no puede ver cómo se prepara uno antes de la puesta, entonces yo me traigo el camerino al escenario”, dijo Bonilla mientras su esposa se preparaba para maquillarlo frente al auditorio. Bonilla comentó que esta obra traza dos vertientes del autor, el tono de obras como El Oso, y también la presencia de sus grandes piezas como El jardín de los cerezos o La gaviota. Asimismo, señaló que los actores anhelan que cada función sea distinta a la otra, y precisamente con esta obra se muestra al público la versatilidad de un actor en el escenario. Mientras la charla avanzaba, el rostro de Bonilla se transformaba poco a poco en el de Iván Ivanovich Niujin, el vetusto hombre que trata de explicar los daños causados por el tabaco, mientras revela su aprehensiva vida al lado de su mujer. Al final de la obra el público pudo seguir intercambiando opiniones o saciando sus dudas, pues Bonilla, más que un actor, fue un catedrático sobre el escenario.

Presentan edición ilustrada de La Cena de Alfonso Reyes

La Caja de Cerillos Ediciones presenta su nueva colección de narrativa ILUSTRES, donde incluye el cuento del Regiomontano Universal.

 

Norberto Coronado

LINEA_VU_WEB

LaCenaCon las ilustraciones de Santiago Caruso, el prólogo de Adolfo Castañón, los comentarios de Víctor Barrera Enderle y Alejandro Cruz Atienza, se presentó la obra ilustrada La Cena de Alfonso Reyes en el patio Ala Sur del Colegio Civil Centro Cultural Universitario la tarde del 27 de mayo.

Abrió la mesa Alejandro Cruz, de la Caja de Cerillos Ediciones, quien comentó que es motivo de alegría y honor para su casa editora presentar la edición en el Festival Alfonsino. Cruz explicó cómo le han apostado a libros que conjugan el valor literario, ensayístico, artístico o  académico, y que gracias a las ilustraciones, las obras potencian nuevas lecturas de lo escrito.

“Es crear diálogos entre disciplinas, tanto en la parte formal de los libros de la obra impresa, y de explorarlos como editores, como creadores de libros, sino también de disciplinas con los autores, tanto en colección de divulgación como en obras de ensayo y de literatura.

“La Cena de Alfonso Reyes entra en la colección ILUSTRES, que buscan palabras e imágenes que narran historias, trayectos entre lo visual y lo escrito, donde se inventan otras lecturas; una colección de narrativa ilustrada, clásica y contemporánea, que distingue y reúne a grandes escritores para darle voz a nuevos lenguajes”, argumentó Cruz.

Víctor Barrera, en su papel de presentador de la obra, dedicó unas breves palabras acerca de la obra de Alfonso Reyes y de los diferentes textos y marcos complicados vividos en Europa. “Reyes elabora La Cena como una manifestación más de su amplio registro literario. Reyes señala que la detonación del cuento se debió no sólo a una combinación de recuerdos personales, sino también a una anécdota que le contó un compañero en su juventud que visitó a una familia desconocida”, platicó Barrera.

Para finalizar la presentación, Adolfo Castañón dio lectura a fragmentos de la obra de Reyes. “Tuve que correr a través de calles desconocidas. El término de mi marcha parecía correr delante de mis pasos, y la hora de la cita palpitaba ya en los relojes públicos. Las calles estaban solas. Serpientes de focos eléctricos bailaban delante de mis ojos. A cada instante surgían glorietas circulares, sembrados arriates, cuya verdura, a la luz artificial de la noche, cobraba una elegancia irreal. Creo haber visto multitud de torres —no sé si en las casas, si en las glorietas— que ostentaban a los cuatro vientos, por una iluminación interior, cuatro redondas esferas de reloj”, leyó Castañón.

Sobre las ilustraciones de Santiago Caruso, comentaron que es un hombre cultivador del lenguaje simbólico y personal muy arraigado, y que destaca por el vigor de la poética y la técnica. Su obra ha sido exhibida en galerías y museos de Buenos Aires, México, España. Respecto a La Cena,  los presentadores comentaron que las ilustraciones de Caruso son “espectaculares, espirituales, dibujadas con el ojo de Jonás desde dentro de la ballena”.

“Nunca imaginé a dónde me llevaría el acordeón”: Jhoniván Saenz

En el programa del Festival Alfonsino 2014, el músico regiomontano presentó el concierto Los viajes del acordeón, donde demostró su agilidad y dominio del instrumento.

Norberto Coronado

LINEA_VU_WEB

Una tarde del 2008 Jhoniván tocaba su acordeón en el restaurante Grill Plaza de Monterrey, donde comía con unos amigos el escritor Gabriel García Márquez. El nobel le pidió alguna canción del compositor colombiano de música vallenata Rafael Escalona: la inspiración de García Márquez para escribir la novela 100 años de soledad.

“Toqué cantos de Escalona, de Leandro Díaz y de Alejandro Durán, y al final me felicitó y me dijo que le había gustado cómo tocaba el vallenato. Eso para mí fue un honor muy grande”, dijo.

El joven regiomontano ya había visitado la tierra del escritor, fallecido el 17 de abril último. Jhoniván primero fue noticia al registrarse en 2007 como el único extranjero en la categoría de aficionados en el Festival de la Leyenda Vallenata. Había ido a bailar a casa del trompo.

Pero regresó en 2008 y 2009, “mis respetos para los colombianos, que un mexicano vaya a tocarles su música y lo reciban con tanto respeto y cariño, es admirable”, afirma.

Después Saenz grabó un disco y siguieron participaciones en giras internacionales con grandes bandas mexicanas como Café Tacuba y Control Machete. En el 25 aniversario de Celso Piña, el legendario artista invitó a Jhoniván para que lo acompañara en el acordeón.

El regreso a Valledupar sería para competir como acordeonero profesional y su nombre se ha vuelto familiar en la llamada Capital Mundial del Vallenato.

Colombia en Monterrey

Noche mágica fue la que se vivió el 25 de mayo en el Aula Magna. El público que abarrotó desde temprana hora el Colegio Civil Centro Cultural Universitario, quedó sorprendido del viaje a través de los acordeones de Saenz.

El músico tocó con gran destreza desde el instrumento chino Sheng, hasta su inseparable Honner naranja, que ha sido testigo de sus grandes triunfos en festivales como el Internacional Vallenato en Monterrey, el de la Leyenda Vallenata en Valledupar, Colombia; y Cuna de Acordeones en Villanueva, Colombia.

Marcos Jhoniván Saenz González y su banda lograron que el auditorio disfrutara temas de diferentes partes del mundo como la música andina con Carnavalito, el tango argentino Libertango, la brasileña Tico, tico y el ritmo bossa nova con Chica de Ipanema.

Aunque el público disfrutó cada una de las interpretaciones de Johnivan, él sabía que sus espectadores querían disfrutar de la tradicional cumbia vallenata. El baile comenzó al interpretar Esta vida de Jorge Celedón, donde la voz de Nidia Lizeth Robles (guitarrista) deleitó a los presentes.

El ritmo y sabor continuó con Porfía de Éibar Gutiérrez, no sin antes contar la historia de esta canción, en la que se mezclan los tres ritmos clásicos colombianos: el paseo, el merengue y la puya.

Así, el Aula Magna se convirtió por instantes en pista de baile que nada envidiaría a las de la colonia Independencia o a las de Valledupar, al escucharse los acordes de la Cumbia Cienaguera, que se convirtió en un éxito en la radio gracias a “El tigre sabanero” Aniceto Molina. Fue tanta la euforia desatada, que hasta Jhonivan dejó atrás su timidez y presumió su destreza a la hora de bailar vallenato.

La velada terminaba y Saenz interpretaría The Back Door, una mezcla de rock y jazz de los años setenta.

Pero Jhoniván no se podía despedir de su público sin antes complacerlos, como en todo baile, con la música que también lleva en el corazón. Con especial entusiasmo, el joven acordeonista puso a zapatear al público con el huapango Redoblando, con el que cerraba una noche inolvidable para él y su reciente carrera musical.

“Nunca me imaginé a dónde me llevaría el acordeón. Desde niño lo tocaba, sacaba los sonidos de los comerciales y ya cuando crecí me pasé tocando siete años un acordeón invisible, porque estaban muy caros. Fue hasta los 15 años que conseguí mi primer acordeón”, relata sonriente y satisfecho Jhoniván Saenz acerca de sus inicios.

Sobre su inclinación a la música vallenata, Saenz comentó que su abuelo vivía en la colonia Independencia y ahí, a unas cuadras, ensayaban los Vallenatos de la Cumbia de Javier López. Ese fue su primer acercamiento a la cumbia colombiana; le gustó tanto que decidió estudiarlo a fondo y a ensayar con grupos originarios de Colombia. Luego formó su primer conjunto de acordeón, caja y guacharaca, con el que empezaron a viajar a festivales.

Fue así como conoció los orígenes del vallenato y la cumbia colombiana, viajó a Valledupar, y Villanueva, Colombia; Nueva York, Londres y Buenos Aires. Lo llaman “Rey de Reyes” y lo premió el maestro Marciano Martínez.

Sobre su relación con los festivales de la UANL, se siente agradecido por los espacios proporcionados y la oportunidad de presentar sus proyectos individuales y en conjunto, como cuando se presentó con su agrupación Los Buendía.

Además de sus presentaciones en la ciudad, Jhoniván quiere regresar lo que la vida le ha dado, así que puso en marcha su Academia de Música “Jhoniván Saenz”, donde enseña música vallenata y norteña a niños y jóvenes.

Captura de pantalla 2014-06-18 a las 12.25.23

Noche de rock para un día negro

El 29 de mayo se presentó La Barranca en concierto en el Aula Magna del Colegio Civil Centro Cultural Universitario

Guillermo Jaramillo

LINEA_VU_WEB

Caía la tarde sobre Monterrey y el centro de la ciudad yacía bajo un cielo que poco a poco se poblaba de nubes. La explanada del Colegio Civil era el escenario donde se congregaban cada vez más personas, donde el cabello largo y la barba crecida eran un sello constante. Iban a escuchar una banda de rock, tal vez una de las cinco que forman el top ten del rock contemporáneo nacional: La Barranca.

Orgullosos de tocar su música en un recinto como el Aula Magna del Colegio Civil Centro Cultural Universitario, la banda de rock se presentó dentro del Festival Alfonsino UANL 2014. Luego de casi 20 años de mantenerse en la escena musical como una de las bandas con mejores críticas en la escena del rock, la agrupación, liderada por José Manuel Aguilera, interpretó sus clásicos temas como El síndrome, Animal en extinción, Reptil, El animal y La tempestad.

Aguilera señaló que la banda trabaja mucho con universitarios, pues se han mantenido siempre alejados de la industria de la música y esto les permite encontrar aliados y socios para hacer grandes cosas. Ejemplo de esto es su colaboración con la Universidad de Guadalajara, la Universidad Nacional Autónoma de México y con universitarios de Tampico. A Monterrey habían asistido para realizar eventos con empresas privadas, pero en esta ocasión se presentaron con la UANL.

“Los temas creo que son los mismos, todas las canciones pasan por los mismos temas. Creo que lo que importa es el cómo se trata cada tema, es lo que hemos tratado de hacer; encontrar una voz, un sentido que sea propio de la banda”, señaló Aguilera.

Un concierto cargado de arreglos fue lo que ofrecieron los rockeros. Los asistentes tuvieron la oportunidad de presenciar a una de las bandas más grandes que ha dado el rock nacional, equiparable a Caifanes y Café Tacvba.

Y para cerrar el ramillete de flores musicales que brindaron, llegó el tan esperado momento del Día negro, aquella pieza perteneciente a La Tempestad, disco publicado en 1997 bajo el sello de BMG Ariola. Entonces el cielo se había cerrado, el viento recorría las calles y los durmientes despertaban de su deleite para darse a la noche.

Botellita de Jerez

Llevan sonrisas a La Chona

Estudiantes de la Máxima Casa de Estudios llevaron cerca de tres mil servicios a la comunidad de La Ascensión, en el municipio de Aramberri. Entregaron despensas, ayudaron en el mantenimiento de inmuebles, servicios médicos y diversos talleres.

Juan Pablo Castro y Myrna Gutiérrez

Como una tradición que se realiza desde hace nueve años, la Dirección de Actividades Estudiantiles de la UANL llevó miles de servicios a los habitantes de la comunidad de La Ascención, mejor conocida como La Chona, en el municipio de Aramberri, Nuevo León.

Con la intención de regalar sonrisas, el 29 de marzo desde las 10  y hasta las 17 horas, los estudiantes de diferentes facultades de la Uni se encargaron de compartir un poco de lo aprendido en las aulas, también repartieron víveres, medicinas, servicios veterinarios y mejoraron la infraestructura de algunas casas.

El coordinador de la brigada, Elí Martín Lafuente Guerra, reconoció ─a nombre de todos los estudiantes─ el valor que tiene para la comunidad universitaria realizar este tipo de actividades.

“La verdad que la Universidad, el DAE, y los más de 300 estudiantes que venimos a aprender y compartir nos quedamos muy satisfechos de la actividad que realizamos. Tuvimos más de tres mil consultas, apoyamos a más de cinco mil familias, repartimos mucha despensa, ropa y víveres, pero todo esto fue gracias al apoyo de toda la comunidad universitaria que a lo largo del mes estuvieron pendientes de esta labor”, comentó.

Aunado a las actividades altruistas, otro de sus objetivos es sembrar la semilla de la educación en los niños y jóvenes para ayudar al desarrollo de estas comunidades.

Por su parte, la directora de la Escuela Primara URB. Federal “Miguel Hidalgo”, María Candelaria de la Cruz Delgado, mencionó que la comunidad está muy agradecida, pues los universitarios conocen las necesidades que viven las personas de esta y 12 comunidades aledañas.

“La respuesta es magnífica. En realidad hay mucha gente que necesita de verdad estos apoyos y no tienen los recursos para consultar, a veces no hay médicos especialistas aquí en la comunidad.

“Además los niños necesitan salirse de la rutina diaria y este evento los saca un poco de ello; se divierten y se van muy contentos”, dijo.

Entre los diversos servicios que ofrecieron fueron: odontología, nutrición, enfermería, medicina general, pruebas para la detección oportuna del VIH, psicología, prevención del cáncer de mama y cervicouterino, veterinaria, reforestación, talleres de música, manualidades, restablecimiento eléctrico de la escuela y algunos domicilios, y mantenimiento de infraestructura.

Para brindar un servicio de calidad, los estudiantes que colaboraron en la brigada La Chona 2014, estaban divididos en federaciones como UNICO, Universitarios de Sabinas Hidalgo, Univerde, Alégrate, FEM, Unidea, Bidesida, Animalia, Promotores Universitarios de Derechos Humanos- Capítulo UANL, USEM, y Universitarios contra el Cáncer. También participaron mesas directivas de las facultades de Enfermería y Medicina; así como grupos estudiantiles y voluntarios.

Federación Universitaria contra el cáncer

“Ofrecimos un taller de prevención del cáncer de mama. Hablamos de la autoexploración, su importancia, los factores de riesgo, cómo está a nivel mundial. También dimos pláticas a las mujeres, resolvimos dudas personales, hablamos del cáncer cervicouterino y enseñamos muy bien los pasos para autoexplorarse”, Mariana Salazar, estudiante de Medicina

Federación de Estudiantes de Coahuila

“Recibimos en donativos alrededor de 80 colchas y cobertores para los habitantes de La Chona. Asimismo, recibimos apoyos de la SEDESOL por medio del programa Cruzada Nacional, y nos donaron pinturas y brochas, con los que realizamos un mural y mantenimiento de baños y puertas de la escuela. Este tipo de eventos te abren los ojos; uno que está acostumbrado a vivir en la ciudad, ignora las carencias de estos ejidos”, José Luis Castillo, estudiante de FIME.

Facultad de Enfermería

“Tomamos signos vitales para la detección oportuna de enfermedades como la diabetes, aplicamos vacunas, brindamos trípticos de información para la prevención del cáncer cervicouterino y el de mama. Haciendo una sinergia con la Facultad de Medicina y la Facultad de Nutrición brindamos atención médica y de prevención a más de 200 pacientes”, Yael Elizondo, estudiante de Enfermería.

ANIMALIA UANL

Trajimos desparasitantes, vacunas antirrábicas, garrapasticidas y consultas generales. Además visitamos algunos domicilios de personas que tienen vacas, cabras, ovejas, cerdos y caballos para que también recibieran el servicio. Además, por la experiencia, ahora sabemos lo que tenemos que cubrir el próximo año”, Carlos Valderrama Mares, estudiante de Medicina Veterinaria

Facultad de Odontología

“Realizamos limpieza a todos los pacientes, empastes con amalgama para las caries, extracciones. A los menores de 12 años les quitamos sus piezas careadas, ya que si se las dejamos, las piezas permanentes que vienen pueden salir infectadas. Atendimos a más de 300 personas. Es muy satisfactorio para nosotros poder ayudar a la gente que quizá no tenga los recursos para atenderse, que tengan la confianza para acercarse  y lo agradezcan, nos den un abrazo y nos digan ‘gracias, doctor, por cuidar mi salud’, es lo mejor”, Marco Antonio Martínez , estudiante de Odontología.

Facultad de Salud Pública y Nutrición

 “Encontramos en el 90 por ciento de las personas sobrepeso, hipertensión y malos hábitos. Tuvimos 178 pacientes, siendo mujeres adultas las que más se atendieron. Brindamos una orientación especializada para enfermedades como estreñimiento, hipertensión, diabetes y sobrepeso. Como estudiantes nos deja satisfechos, porque aunque pensamos que nuestros conocimientos son básicos, cuando los compartes te das cuenta que haces mucho por las personas”, Isabel López Castillo, estudiante de Nutrición.

FIME

“Durante la brigada, 15 estudiantes realizamos instalaciones eléctricas en las colonias aledañas y dimos mantenimiento de electricidad a la primaria.

Sus instalaciones tienen más de ocho años y hay cuartos en los que ni siquiera hay corriente; pero estamos dando lo máximo para que tengan luz. Una buena conexión hace que reduzca la energía, así que estamos haciendo varias”, Juan Eduardo Guevara Herrera, estudiante de FIME.

MEDITRA (Médicos Trascendiendo)

 “MEDITRA es un grupo de la Facultad de Medicina que pertenece a la Secretaría de Asuntos Estudiantiles de la misma facultad. Nos dedicamos a la labor social, trabajamos con el VIH, asuntos de discriminación en general, derechos humanos, atender una mejor calidad para el paciente, entre otras”, María Luisa de Anda, estudiante de Medicina.

Promotores Universitarios de Derechos Humanos – Capítulo UANL

“Tuvimos un taller para niños con actividades lúdicas o juegos cooperativos, el cual consistió en dibujos para representar un derecho humano y a través de estos juegos les fuimos explicando a los niños de qué manera influyen las acciones y actitudes que van teniendo respecto a los derechos avocados en la vida diaria de un niño”, Angélica Martínez Lara, estudiante de la Facultad de Ciencias Políticas.

La Malinche, la mujer

¿Qué pensaba La Malinche?

¿Qué sentía Doña Marina?

¿Qué hizo actuar como lo hizo La Malintzin?

 

Mónica Hernández-Roa

Estas y otras interrogantes se analizaron y debatieron sobre la mujer que ─se dice─ inició el mestizaje en la colonización de Mesoamérica. La historiadora  Juana Margarita Domínguez se encargó de brindar la plática en el Museo de Historia Mexicana.

Así arrancó el ciclo de conferencias: “Musas y heroínas”, organizado por los 3 Museos, con lecturas en las que se analizará la vida y participación de las mujeres que fueron protagonistas principales de la historia de México en los últimos 500 años.

Sor Juana Inés de la Cruz, Josefa Ortiz de Domínguez, Mujeres en el nuevo Reino de León y la Güera Rodríguez serán otras de las mujeres cuyas vidas y participación, tanto en la sociedad como en la política, marcaron el rumbo de la historia de la Nueva España, la Colonia, la Independencia y el México contemporáneo.

Rosario Castellanos, Elena Garro, así como las mujeres de la Revolución y posrevolución mexicana, hasta llegar a la mujer de hoy en día, forman parte del ciclo de conferencias que concluirá en mayo.

El inicio de la vida de La Malinche y su participación como traductora (pues dominaba el maya, náhuatl y aprendió rápido el castellano de los españoles conquistadores) fue el tema que se analizó en la conferencia “Mujeres de la Conquista: La Malinche”.

La historiadora Margarita Domínguez hizo un análisis fisiológico de la mujer que ─se cree─ tuvo dos hijos con Hernán Cortés (Martín y Diego). Se afirma que tuvo una hija con otro de los conquistadores, con quien la casó Cortés. Se concluyó que poco se sabe sobre la vida de La Malinche, inclusive hay un cuadro donde la describen como una mujer rubia; información fisiográfica que, señaló la conferencista, es equivocada.

El público participó de forma activa y se hizo referencia a los motivos de La Malinche como esclava, y a quien por ser mujer y haberle tocado vivir en esa transición histórica entre los continentes y las culturas, no tuvo opción para tomar decisiones para ella misma y trató de mantenerse favorecida por Cortés para evitar tener un destino fatal.

La historiadora apuntó que doña Marina acabó en una cárcel, enviada por el mismo Cortés; y se desconoce dónde yacen sus restos, aunque se habla de reportajes que mencionan el posible hallazgo del cuerpo de doña Marina en Jilotepec, Estado de México. Sin embargo, confirma la conferencista, todo son supuestos, porque científicamente ni está comprobada la existencia de La Malinche.

Señaló que aunque se le puede ver representada con indumentaria indígena en varios códices prehispánicos y como intérprete de Cortés, en realidad es escasa la referencia histórica-científica comprobable o con documentos que hagan referencia a Malinalli Tenépatl, la mujer que pudo llamarse así, antes de ser Doña Marina o La Malinche.

Finalmente, la historiadora puntualizó que ha sido difícil encontrar vestigios palpables de la existencia de Malintzin.

Una de las intervenciones del público señaló que existe un cuadro de la primera mujer de Cortés en América, que se encontró en el Palacio Virreinal de la Ciudad de México. En esta pintura al óleo La Malinche está vestida de dama y gran señora, porque ─afirmó la fuente en el público─ Cortés la vistió, la enjoyó, la calzó y la hizo una dama del virreinato, antes de morir como menciona la historia: enferma de viruela y olvidada; no se sabe si en una cárcel o cerca de San Juan del Río, Querétaro.

La cultura y el arte “sin permiso”

Sin permiso es un programa cultural de televisión que ofrece la UANL, y que ha entendido que la cultura y el arte no necesitan estar encerrados en museos o teatros.

Guillermo Jaramillo

Existen un sinfín de cosas que el hombre puede realizar sin tener que pedir permiso a alguien; ejemplo de esto es salir a la calle y registrar las diversas actividades culturales y artísticas que realizan los habitantes de la gran metrópoli. Cuando este registro se transmite por la televisión, el ciudadano común se entera de la cantidad de opciones culturales con las que cuenta su espacio cercano. Esta es la misión de Sin permiso, un nuevo programa televisivo de la UANL que se transmite por el Canal 53.

Sin permiso es un programa cultural enfocado en lo urbano, es decir, todas aquellas manifestaciones artísticas que se dan en la calle o en espacios alternativos; también es toda una cuestión de urbanidad, me refiero a movimientos ciudadanos como asociaciones civiles que están preocupadas por mejorar la calidad de vida de los que vivimos en esta ciudad”, señaló Mauro Samaniego, productor del programa.

La calle ofrece una gran cantidad de opciones artísticas sin tener que pagar un peso como en el teatro o en el cine.

Homero Ontiveros y la artista Jocelyn Hernández son los conductores del programa, quienes tienen invitados al interior ─digámoslo así─ del programa, pues la mayoría de lo que vemos en pantalla sucede afuera. Estos invitados pueden variar, ya sean músicos o bandas locales u alguno que otro artista para entrevistar.

Sin permiso se transmite los martes a las 21:00 horas con repeticiones los sábados a las 22:00 horas y los domingos a las 17:00 horas. Cuentan con el facebook/sinpermiso y un canal de Youtube del mismo nombre.

La característica que hace a Sin permiso un programa de gran atractivo tiene que ver con la manera en que van directo a las entrañas y motivos del arte de cada artista o colectivo.

Si algún colectivo o artista les interesa presentar su propuesta en el programa, pueden comunicarse a través de las redes sociales o al 83294240 con Mauro Samaniego.

 

Cercanos

Tanto Ontiveros como Hernández señalaron la gran recepción que ha tenido el programa entre los artistas, ya que éstos se sienten cercanos a los conductores, pues mantienen un gusto en común: el arte.

“Soy uno de los que más se ha quejado de lo que tenemos en la televisión y estaciones de radio de Monterrey, entonces el hecho de que me dejen hacer lo que me interesa culturalmente, me emociona. El programa es importante porque da el espacio para las bandas y, por otro lado, estamos intentando realmente hacer periodismo”, señaló Ontiveros.

Hernández indicó que en algún tiempo también se dedicó al arte urbano, por lo tanto, al estar ahora frente a los artistas y platicar con ellos, le permite una fluidez especial para abordar el tema, pues el arte y la cultura es el puente de unión entre entrevistador y entrevistado.

Así que habrá que estar al pendiente de Sin permiso, ya que es un registro museográfico urbano de la metrópoli artística y cultural que nos rodea. Si tienes una banda de música, pintas, haces street painting, breake dance, eventos literarios al aire libre, teatro al aire libre o conoces a alguien que lo realice, esta es tu plataforma.

Colocan sólida base para las artes

El 7 de marzo se colocó la primera piedra de lo que será el Centro de las Artes e Investigaciones Estéticas de la UANL.

Guillermo Jaramillo y Esperanza Armendáriz

 

Captura de pantalla 2014-04-07 a las 16.01.48En un año y medio aproximadamente la UANL brindará a la comunidad uno de los centros de estudio más importantes: el Centro de las Artes e Investigaciones Estéticas, ubicado en el Campus Mederos. Este proyecto beneficiará a casi tres mil estudiantes de las artes.

Son ocho mil metros de construcción que integrarán un lobby galería, café-tienda, sala de conciertos con capacidad para mil personas, área de experimentación cinematográfica, biblioteca especializada, sala de lectura, cabinas grupales e individuales, camerinos, club de trabajo, fonoteca, sala de usos múltiples y bodega.

“Estamos haciendo una inversión inicial de 180 millones de pesos, con recursos Federales. Ya estamos gestionando la parte de equipamiento y mobiliario para la segunda etapa lo daremos a conocer en el transcurso del año”, explicó el Rector Jesús Ancer Rodríguez y agregó que el centro permitirá que las humanidades se integren en un gran recinto.

“El trabajo que vamos a realizar va a trascender; en la Universidad hemos impulsado la cultura en todas sus manifestaciones, porque es una acción sustantiva para la institución y los mil 500 eventos al año lo confirman”, dijo el Rector.

El artista plástico Héctor Cantú Ojeda, diseñador del concepto arquitectónico, explicó que este nuevo espacio será un edificio inteligente, sustentable y contará con una cúpula que permitirá la iluminación natural y cambios de color en forma constante; contará además con un mural virtual en la entrada y en su interior espejos de agua.

La dirección del recinto surgirá de la deliberación de un comité dependiente de la Secretaría de Extensión y Cultura. Este centro será el primero en su tipo a nivel país.

El Centro de las Artes e Investigaciones Estéticas contará con una entrada especial a modo de distribuidor vial.

 

Una gran oferta

Para el Secretario de Extensión y Cultura de la UANL, Rogelio Villarreal Elizondo, que se concrete este proyecto es de gran satisfacción, pues son metas que se lograron luego de un sinfín de gestiones.

“En 45 años en la Universidad he vivido estos procesos, de qué se ha hecho y qué no se ha hecho, y creo que por fin ha llegado la justicia de la importancia que debe tener la cultura”, expuso Villarreal Elizondo.

Compartió que la Máxima Casa de Estudios ha incrementado a 9 sus grupos artísticos representativos y este año se integra otro; las escuelas de artes han sumado evidencia de la calidad de sus alumnos y docentes.

El edificio estará abierto a todo público y Villarreal Elizondo indicó que buscarán hacer sinergia con Conarte y Conaculta para brindar un mejor servicio.

En el acto de colocación de la primera piedra estuvieron presentes Janeth Villarreal Arizpe, Directora de la Facultad de Artes Escénicas; Mario Alberto Méndez Ramírez, Director de la Facultad de Artes Visuales; y Gerardo Lozano Lozano, Coordinador de la Facultad de Música.

Premio Bengala: celebrando la imaginación cinematográfica

La Dirección de Publicaciones de la UANL y la Agencia Bengala entregaron el reconocimiento al guionista Fernando Frías por su obra Ya no estoy aquí.

Juan Pablo Castro

 

Durante la UANLeer 2014, se entregó el “Premio Bengala 2013” al escritor Fernando Frías por su obra Ya no estoy aquí, argumento para guión de largometraje.

El texto detalla la vida de un joven de 18 años, cholombiano, de la pandilla de los Terkos, nacido en la colonia Independencia y que, por circunstancias de inseguridad en la ciudad, debe emigrar a Nueva York. Ahí vive con su peculiar estilo y se enfrenta con la realidad del país estadounidense.

La obra resultó ganadora del Premio Bengala-UANL 2013, cuyo jurado estuvo compuesto por Andrés Ramírez, Kyzza Terrazas, Gerardo Naranjo, Gael García, Diego Enrique Osorno y Yuri Herrera.

El miércoles 12 de marzo y teniendo como recinto el Patio Ala Sur del Colegio Civil Centro Cultural Universitario, estuvieron presentes el representante de la Agencia Bengala, Diego Enrique Osorno; y el Director de Publicaciones de la UANL, Celso Garza Acuña.

La iniciativa de la Agencia Bengala se dedica a la producción y difusión de los argumentos y guiones para cine y televisión, tratando de acercar a estos espacios los acontecimientos políticos y sociales contemporáneos.

“Se trata de una convocatoria inédita al menos en lengua hispana. Nunca se había convocado no sólo a guionistas, sino también a cronistas, cuentistas o público en general que mandara sus historias y que este texto pudiera convertirse en una película, un documental o una serie de televisión.

“Tratamos de crear y de desarrollar historias que estén ligadas a un cierto contexto social o político que nos interese. Celebramos la imaginación. Nos encanta la producción cinematográfica, pero con la naturaleza que las cosas que ocurren en nuestra sociedad estén reflejadas en el cine o la televisión”, mencionó Diego Enrique Osorno.

Por su parte Celso Garza Acuña, Director de Publicaciones de la UANL, respaldó los proyectos de Bengala para futuros certámenes, bajo la tutela de consolidar la promoción de la cultura.

“Nos pareció muy importante esta iniciativa y teniendo una línea de trabajo abierta, la Universidad ─siendo incluyentes dentro de la agenda de cultura─ apoya esta iniciativa de la Agencia Bengala y por el reconocimiento y la publicación de los libros”, citó.

Captura de pantalla 2014-04-07 a las 15.12.11