Crea Sala de Literatura Jedi

Además de asumirse fanático de Star Wars, el director de la biblioteca de la Facultad de Medicina, David Ahedo, creó una Sala de Literatura para que los estudiantes de esa escuela cambien los libros de anatomía y fisiología por algún libro de J.K. Rowling y Dan Brown.

Extra010- Creado con el único fin de que los alumnos no entren a estudiar y se olviden del estrés

Por Luis Salazar

 

Hace tiempo, en una galaxia muy muy lejana, existió un director de la biblioteca de una facultad de medicina, que procuró y creó una sala de literatura, donde los estudiantes podían dejar los libros de medicina, armar rompecabezas, leer ciencia ficción y sagas como Harry Potter, Juego de Tronos y Crepúsculo.

Supongamos que esta historia no sucedió tan lejos, sino aquí en la Facultad de Medicina de la UANL; el protagonista es David Ahedo, quien dirige el Centro Regional de Información y Documentación en Salud (CRIDS).

Desde hace años, los alumnos le pidieron crear una sala lúdica dentro de la biblioteca, que estuviera dedicada exclusivamente para leer ciencia ficción y literatura comercial. Ahedo, por supuesto, aceptó el reto y lo hizo con gusto, pues antes que bibliotecario, se asume como fanático de la saga de ciencia ficción Star Wars.

Extra2- Diferentes figuras de Star Wars se pueden encontrar dentro de la colección del Lic David

De hecho, se sabe entre estudiantes y maestros sobre su afición. Quizá sea por la colección de más de un centenar de figurillas de acción, libros, adornos, espadas láser, cascos, rompecabezas, pósters, armables, lapiceros, muñecos y hasta un aspersor de agua de Star Wars que expone en su oficina.

En la sala de lectura hay más de dos mil libros y todos han sido recaudados gracias a donaciones y campañas de recolección de libros. La mayoría de los títulos son de ciencia ficción y de sagas que la industria cultural yanqui llevó a la pantalla de cine.

Ahí se pueden leer los libros de Harry Potter, Las Crónicas de Narnia, La Chica del Dragón Tatuado y las obras que ha publicado Stieg Larsson o Dan Brown, entre muchos otros.

La primera y segunda fase del espacio lúdico ya están en funcionamiento. Hay una tercera fase donde Ahedo programará círculos de lectura y ciclos de cine.

Extra7- Con diferentes libros y una ambientación diferente es lo que pueden encontrar en la biblioteca

Como todo imperio, tiene su bando rebelde. El director del CRIDS comentó que los estudiantes le han preguntado por la saga Cazadores de sombras, de Cassandra Clare, pero aún no ha logrado que alguien la done.

Después de años y decenas de fotografías que le piden los estudiantes que conocen su oficina, el director de la biblioteca concluye que, en la facultad, los fans de Star Wars acaban seducidos por el lado oscuro y “esconden” su filiación por la saga.

Hace 10 años que Ahedo inició su colección y se dice fanático, junto a su esposa, de la obra de George Lucas, desde 1977 que se estrenó el Episodio IV Una nueva Esperanza. Los más de 100 artículos que tiene de la saga los ha comprado en mercaditos; otros se los han traído compañeros, maestros y alumnos.

Su devoción es tal que en las primeras horas del 17 de diciembre de 2015, en el estreno mundial del Episodio VII El Despertar de la Fuerza, el maestro Ahedo acudió al cine con su familia. Él fue disfrazado como Obi Wan Kenobi y su esposa como Darth Maul.

Extra1- El Lic David Ahedo, cuenta con una biblioteca peculiar

En las salas de Valle Oriente se encontró a otros cosplayeros de Star Wars como él. En el bando imperial no faltaron Darth Vaders y stormtroopers. Por el lado rebelde, vio a un chico disfrazado de Princesa Leia, bebés con pijama y diadema de Yoda y a un joven que también usaba un cosplay de Obi Wan Kenobi, pero en su forma joven; Ahedo se caracterizó como el Obi con barba y canas.

La foto de los dos Obi Wan fue la más festejada por todos en el cine. Entre la colección, el bibliotecario guarda un recorte de la nota que al día siguiente publicó El Metro y donde salió él disfrazado del maestro Jedi. “Se tomaron como 400 fotos conmigo ese día”, recordó.

En 2017 se estrena el Episodio VIII. El bibliotecario piensa dejar la túnica de Obi Wan Kenobi, que su esposa le trajo de Estados Unidos, para disfrazarse de Boba Fett.

Instruidos en La Fuerza, además de La Marcha Imperial, sus tres hijos crecieron escuchando música clásica, Beatles, trova y acudiendo a todos los cursos de verano posibles. La esposa de Ahedo es maestra de coros infantiles y pianista.

David de 32, Jared de 30 y Caleb de 29 años, sus tres hijos estudiaron música en la Escuela Superior de Música y Danza de Monterrey. Los dos menores tocan en la Orquesta Sinfónica de la UANL; Jared es violín segundo y Caleb es el único ejecutante mexicano de la viola. David, el primogénito, es el más fan de la saga.

El maestro sabe que el miedo es el camino al lado oscuro, pero no sabe qué es Pokemon Go, sin embargo, concede: “mira, para todos hay”.

No Comments