Debemos conocer para valorar nuestro capital natural

Lizbet García Rodríguez



Área: Ciencias Naturales

Trabajo: “Análisis filogeográfico del género Herichthys (Perciformes: Cíclidos), con descripciones del nuevo género Nosferatu y H. tepehua n. sp.”.
Investigador: Mauricio de la Maza Benignos
Colaboradores: Claudia Patricia Ornelas, María de Lourdes Lozano, María Elena García e Ignacio Doadrio
Facultad de Ciencias Biológicas

 

“Este trabajo es producto de casi ocho años de investigación de la vida en el noreste de México, conocer los fenómenos evolutivos y cómo se relacionan los cambios en el clima y la geología en los últimos millones de años, con la disposición de la biología de las especies en este territorio a través de un grupo de peces bastante populares como las mojarras copetonas”, explicó Mauricio de la Maza, doctorado por la uanl en Ciencias con Acentuación en Manejo de Vida Silvestre y Desarrollo Sustentable.

A través de su morfología, colores y comportamiento, asociado con lo que se conoce de la historia geológica de la región, De la Maza y sus colaboradores reconstruyeron la historia evolutiva del grupo para conocer su situación en términos de conservación y determinar cómo manejar la especie a futuro.

“Esta investigación nos permite conocer el estatus de un recurso natural que aprovechamos los habitantes de esta región, estamos hablando de un pez de plato, que es un bloque más de un ecosistema complejo que requiere que toda la cadena trófica ecológica esté en buenas condiciones. Esto nos permite desde evaluar el estatus de este grupo de organismos y tener los elementos para la toma de decisiones en materia de política pública, hasta cómo reglamentamos el uso de un río, por ejemplo, conocer la relación que existe entre la tectónica de placas, el clima y las especies con las que convivimos los seres humanos”.

El director de conservación de Pronatura Noreste AC dijo que se debe, desde la ciencia, conocer para poder valorar nuestro capital natural.

“Parte del análisis tiene que ver con las relaciones antropogénicas de estos grupos con la civilización y sí están siendo afectados; pudimos cuantificar, por ejemplo, algunos ríos como el Tecolutla, el Río Cazones, de Veracruz, donde estas especies están prácticamente extintas”.

La intención es retomar los resultados y enfilar la política pública hacia una armonía entre el desarrollo de la civilización y los procesos económicos necesarios para la vida, sin impactar el medio ambiente, sostuvo.

Del premio dijo que es una satisfacción personal y un orgullo colectivo.

“Fue picar piedra, trabajar muy duro todo el equipo, con mucha constancia y al final estamos viendo los frutos de un gran trabajo multidisciplinario donde generamos conocimiento para su aplicación por los seres humanos hacia un desarrollo más sostenible de la región del noreste”.

 

 

Premio a la Investigación Ciencias Naturales, Foto Pablo Cuéllar.

No Comments