Diseña modelo matemático para toma de decisiones en empresa

Ciencias Exactas  

Trabajo: “Planificación inteligente de territorios comerciales incluyendo requerimientos de realineación y asignación disjunta”

Investigador: Roger Z. Ríos Mercado

Colaborador: Jesús Fabián López Pérez

Dependencias: Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica

                        Facultad de Contaduría Pública y Administración


Lizbet García Rodríguez


Las matemáticas no fallan, dice una sentencia popular, y es así como investigadores de la UANL intentan reducir riesgos económicos en empresas. En un estudio donde se mezclan las ciencias, el científico de FIME, Roger Z. Ríos trabajó en coordinación con especialistas del área de contaduría para analizar tópicos de toma de decisiones.

“Es un problema que surge en la rama de productos embotellados, donde la empresa tiene que sectorizar sus clientes –alrededor de 30 mil– para hacer más manejable la distribución, los envíos, la asignación de responsabilidades y deberes. Entonces, cuando uno pone en el papel este problema de toma de decisiones, se puede modelar matemáticamente de manera compleja”, explicó en entrevista Ríos Mercado.

Con un sistema de datos previos, estructuraron una parte de modelación, el desarrollo metodológico y luego la implementación computacional.

“El trabajo consistió en representar el problema real en un modelo matemático y ya teniendo el modelo, derivar propiedades y explotar su estructura matemática para desarrollar métodos de solución según requiera la empresa”.

Explicó que los problemas de optimización y toma de decisiones surgen en muchos campos, y ya tienen proyectos de colaboración conjunta con la Facultad de Ciencias Forestales y el sector salud.

El maestro de Investigación de Operaciones exaltó las colaboraciones conjuntas que ayudan a resolver problemas importantes para la sociedad.

“Las empresas operan y tienen que tomar riesgos en el día a día, todas esas decisiones cuestan dinero, materiales, tiempo, hay costos que se pueden medir económicamente. Pero cuando uno lo aborda desde un punto de vista científico, tiende a encontrar la mejor forma de ubicar las cosas.

“Para una empresa esa mejor forma de tomar las decisiones significa una mejora económica, mayores beneficios que se traducen en beneficio a las personas. Si una empresa se ahorra dinero en enrutar un producto, puede ser que el producto cueste menos”, puntualizó el docente de Programación dinámica para la optimización, y comentó cómo intenta contagiar el interés por el tema a sus estudiantes.

“Me gusta ver de qué manera les damos tareas creativas para ponerlos a trabajar, abrirles sus campos de interés y generar cambios favorables en nuestro entorno”.

No Comments