Doble titulación en Francia es un modelo UANL for export

Carolina Esparza será la primera alumna en recibir la doble titulación en Ingeniería de Materiales por el Instituto Nacional de Ciencias Aplicadas de Lyon, Francia y por la FIME. Ella pertenece a la primera generación preparada desde el bachillerato internacional en idioma francés para cursar la carrera en Francia.

Alumnos FIME2

Luis Salazar

Fotos: Daniel Zamora

Carolina Esparza obtendrá la doble titulación en Ingeniería en Materiales en la Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (FIME) y el Instituto de Ciencias Aplicadas de Lyon, Francia (INSA, por sus siglas en inglés). La estudiante pertenece a la primera generación de este programa. De esta manera se cierra un ciclo en el modelo de movilidad estudiantil de la UANL.

Carolina junto a sus compañeros Fernando Castillo, Abraham González, Armando Femat y los hermanos Roberto y Ricardo Alcorta forman parte del selecto grupo de estudiantes que, desde el bachillerato y ahora como estudiantes de la FIME, gozaron de la preparación académica para cursar, tanto en Francia como en México, sus estudios de ingeniería y obtendrán una doble titulación.

La historia comenzó hace seis años en el Centro de Investigación y Desarrollo en Educación Bilingüe (CIDEB), que es un modelo de enseñanza del nivel medio superior de la UANL. Ahí, junto a Carolina, la FIME seleccionó a otros cuatro estudiantes del bachillerato internacional orientado al idioma francés para iniciar con un programa de doble titulación.

Alumnos FIME5

Las nuevas generaciones de estudiantes de ingeniería ahora cuentan con EuroFIME, que es un programa en marcha donde se busca internacionalizar más el modelo educativo de movilidad. El objetivo es cursar los estudios de ingeniería y lengua homologando los estudios de las universidades europeas, pero sin salir de la UANL.

Esto lo explicó en entrevista la coordinadora de Movilidad Estudiantil de la FIME, Lizbeth Habib Mireles, quien detalló que los estudiantes cursan los primeros dos años de carrera en Francia y luego regresan a la UANL a cursar otros dos años. Los últimos dos años los terminan de nuevo en el INSA de Lyon.

Estando en Francia, comentó Habib, los estudiantes llevaban 60 créditos académicos al año; a comparación de México, que hay un máximo de 44 créditos al año.

Alumnos FIME7

Con respecto a las diferencias curriculares y/o pedagógicas entre ambas universidades, la maestra reveló que las competencias que tenían a su favor los europeos (franceses y alemanes, en específico) fueron las habilidades y obligación por desarrollar demostraciones matemáticas tanto en los cursos como en exámenes.

“Son visiones diferentes de la enseñanza. Nosotros como estudiantes de ingeniería lo vemos en el uso de las matemáticas y la física. En México tenemos un acercamiento más teórico o académico; en Francia es más práctico.

“Es una profundidad diferente (…) en México es suficiente si tienes una fórmula, pero allá tienes que saber de dónde viene. Y aquí los laboratorios son de 50 minutos, en Francia son de cuatro horas y al final necesitas hacer una síntesis, los maestros te hacen reflexionar”, agregó Carolina.

“Vemos lo mismo, la diferencia es la profundidad. Aquí han venido maestros del INSA y encuentran que es el mismo temario, pero las horas clase son más en Francia”, destacó Abraham González.

Una cuestión en la que todos coinciden es en las tareas; en Francia no existen como tal, pero son casi una obligación personal por parte de cada alumno.

“Allá los maestros jamás encargan tarea, pero tienes que practicar o inventarte ejercicios, porque de otra forma es muy difícil pasar las materias. En México la clasificación depende de tareas, asistencia, proyectos y exámenes. Allá era un 100 por ciento exámenes, porque dan por hecho que para poder conseguir una buena calificación en el examen necesitas la asistencia o las tareas”, comentó Fernando Castillo.

Lo que busca el programa EuroFime es que en lugar de cursar los primeros dos años en Francia, los alumnos se queden en Monterrey a perfeccionar el francés y cursen clases extracurriculares de matemáticas y física. Actualmente, hay 160 alumnos en el programa EuroFime; cada año se han sumado 40 alumnos más.

Alumnos FIME1

“Es un experimento de internacionalización, donde se trata de enviarlos a ver si pueden llevar las mismas materias ya en el sexto semestre en Francia. A lo que le apuesta FIME es a la doble titulación con un proceso de internacionalización en casa”, dijo Habib.

Carolina Esparza obtendrá el título de ingeniero en Materiales por ambas instituciones. Además, estando en Francia, cursará algunos créditos más y con ello obtendrá también el título de maestría en Materiales.

Fernando Castillo recibirá el título de ingeniero en Aeronáutica por la FIME; y en el INSA, obtendrá el título de ingeniería Mecánica de Desarrollo. En tanto, Abraham González se titulará como ingeniero en mecatrónica en la FIME y como ingeniero en mecánica de desarrollo en Francia.

No Comments