EL LIBRO DE LA IMAGINACIÓN | Letras de Caín

Luis Valdez



Pocos libros me han maravillado tanto como El libro de la imaginación, que es una colección de textos cortos hecha por Edmundo Valadés (la leyenda dice que cuando él vino a trabajar a Monterrey, la hizo de periodista y de detective privado), quien era un obsesionado lector de cuentos. Leer un cuento al día da salud y alegría. Llegó al punto de hacer una revista que se llamaba El Cuento, donde publicaba cosas que amigos suyos traducían de idiomas como el ruso, el alemán y hasta el japonés. Cuentos que nunca antes se habían publicado en español, de autores como Italo Calvino (en italiano), Antón Chejov (en ruso) y Nathaniel Hawthorne (en inglés). Años después publicaron varias antologías de estos cuentos, donde cada tomo era de una temática en especial: los niños, el amor, el humor… y otros dos que nunca se llegaron a sacar al mercado.

México puede presumir de una editorial como el Fondo de Cultura Económica, que publica autores de todo el mundo y tiene este libro a un precio menor de 100 pesos. Es un tesoro con literatura de todos los tiempos y lugares del planeta.

Algunos ejemplos:

Excesivo

¡Oh, hacer el viaje de novios completamente solo!

Jules Renard

 

¿Sería fantasma?

Al caer de la tarde, dos desconocidos se encuentran en los oscuros corredores de una galería de cuadros. Con un ligero escalofrío uno de ellos dijo:

-Este lugar es siniestro. ¿Usted cree en fantasmas?

-Yo no– respondió el otro. ¿Y usted?

-Yo sí– dijo el primero y desapareció.

George Loring Frost

 

Tabú

El ángel de la guarda le susurró a Fabián, por detrás del hombro.

-¡Cuidado, Fabián! Está dispuesto que mueras en cuanto pronuncies la palabra zangolotino.

-¿Zangolotino? –pregunta Fabián.

Y muere.

Enrique Anderson Imbert

 

Un libro que desde 1976 nos agarra en cualquier página en que se nos ocurra abrirlo. Con un tamaño ideal (17×11) para leerlo en el taxi, el camión o el metro. Leíble, portable. Un libro que nos merecemos.

¡Larga vida al libro!

 

 

No Comments