Elvis cautiva a los lectores

Rodrigo Morlesin llegó a la Feria UANLeer con Elvis en sus brazos. Compartió con los lectores al protagonista de su primer libro escrito. Diseñador de textos infantiles desde hace varios años, este autor disfruta las situaciones que provoca su amigo perruno.

Por Esperanza Armendáriz

Fotos: Melissa Vivero

 

Rodrigo Morlesin le dio vida a Elvis. Una imagen, una voz, amigos perrunos y dos familias. Pensó en todo. Incluso le agregó al texto unas hojas de descanso en color azul –el color que pueden ver los perros– e ilustraciones atractivas para los pequeños lectores.

Lo que no pensó el autor de Elvis nunca se equivoca es que esas ilustraciones, hechas por Satoshi Kitamura, son la oportunidad para los lectores de colorear e involucrarse con el libro y en el revuelo que ha causado en el público infantil. Esta es la primera obra de Morlesin.

“Llevo muchos años en los libros, como diseñador, aunque esta experiencia es importante para mí y sorpresiva. La única cosa que tenía clara, al momento de escribir el libro, era que fuera una historia contada por el perro y no por el niño, en este caso, por Ana”, compartió.

Quien cuenta la historia es Elvis, un perro que tiene mucha inocencia, que busca su destino en la vida, muy inquieto –como son todos los niños– y le da un sentido de afecto diferente a quien lo lee.

¿Tienes idea de lo que provoca que un niño lea tu libro?

“Me estoy dando cuenta. En Monterrey he ido a un par de colegios. Tuve dos sesiones de firmas de libro y el acercamiento con los niños es muy diferente a los mayores. Los adultos me reclaman, en el buen sentido, ciertas cosas de la historia y los niños lo ven totalmente distinto.

“El libro se hace en dos tintas y es un rareza en la editorial porque no existen los libros para niños en TusQuets; sin embargo, aceptan mi trabajo y lo publican en la colección Andanzas de esta editorial”.

Satoshi Kitamura es autor de Fernando furioso, En el desván y Alex quiere un dinosaurio, además de ilustrador de sus historias y la de otros autores, como es el caso de Elvis nunca se equivoca.

Sin duda, el libro de Morlesin provoca reacciones muy diversas en sus lectores, quizá porque es el perrito quien cuenta la historia.

“Hay algo muy curioso. En la gente que me escribe he notado matices distintos,

porque considero que es una historia que cabe en muchas familias y que cada quien encontrará un matiz diferente. Los lectores encuentran muchas interpretaciones”, agregó.

El autor comparte una experiencia en especial:

Una madre de familia le confesó, mediante una nota por correo electrónico, que gracias a su libro, comprendió el dolor de su hijo cuando se le murió su perro. Situaciones así provoca Elvis.

“Esta historia la traía en la cabeza desde hace muchos años. Un día se la conté a Satoshi cuando caminábamos por Coyoacán; y aunque mi idea era que él la escribiera, me aconsejó hacerlo yo.

“Lo primero que pensé fue ‘ser escritor no es cualquier cosa’. Antes de ser escritor soy diseñador y la verdad le tengo mucho respeto a los escritores. Cuando de pronto ya me encontré en la terraza de un hotel escribiendo las primeras páginas del libro. Me llevó dos años terminar y el balance no puede ser mejor”, dijo.

Ahora, Rodrigo Morlesin está escribiendo otra historia, un poco más adulta. Luego de haber aprendido muchas cosas de su primer libro, se descubre con la emoción de aprender otras más.

“Aunque la gente ya me está pidiendo una segunda parte y en algunos años será. Elvis va a ir al mar, será una gran experiencia. Va a llegar un personaje nuevo a la casa y va a ser una revolución otra vez, porque la vida que tiene esta historia es la historia que te da la cotidianidad”, concluyó.

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.