Homenaje para Carmen Alardín

La Casa Universitaria del Libro impuso el nombre “Carmen Alardín” a su nueva sala de lectura, como homenaje póstumo a la reconocida poeta por su obra literaria y vasta contribución a las letras y cultura de la UANL.

 

Por Amanda L. Márquez

Fotos: José Luis Macías Nicanor

 

En 1951, Carmen Alardín se embarcó en una aventura creativa que le permitió surcar los mares de las letras con el timón de sus ideales.

A 65 años de distancia, la UANL honra a esta destacada poeta norestense. La Institución perpetúa su nombre en la nueva sala de lectura de la Casa Universitaria del Libro, espacio dotado con obras editadas por la Máxima Casa de Estudios.

2sala de lectura carmen alardin

La inauguración del recinto se realizó el 26 de julio en acto encabezado por el Secretario de Extensión y Cultura de la UANL, Celso José Garza Acuña; el Director de Editorial Universitaria, Antonio Ramos Revillas, y familiares de la escritora galardonada con el Premio Nacional de Poesía Xavier Villaurrutia (1984) y Premio UANL a las Artes (1999).

Ante un nutrido público conformado por miembros de la comunidad universitaria y artística de Nuevo León, se evocó la vida y obra de Carmen Alardín, tamaulipeca de nacimiento y nuevoleonesa por adopción. La maestra estrechó lazos académicos y literarios con la Universidad Autónoma de Nuevo León, pues se desempeñó como directora editorial de la revista Armas y Letras.

Con tan sólo 16 años, Alardín publicó su primer libro El canto frágil (1951). Licenciada en Letras Alemanas y maestra en Letras Mexicanas, entre sus publicaciones destacan: Pórtico labriego (1953), Celda de viento (1957), Después del sueño (1960), Todo se deja así (1964), No puede detener los elefantes (1971), Canto para un amor sin fe (1976), Entreacto (1982), La violencia del otoño (1984), La libertad inútil (1992), Caracol de río (2000) y Miradas paralelas (2004).

Tiene UANL un nuevo puerto de palabras

Durante la inauguración de la sala de lectura, Ramos Revillas mencionó que la UANL cuenta con “un nuevo puerto de palabras” en la Casa Universitaria del Libro, centro cultural vinculado a la poeta.

“La Casa Universitaria del Libro, a partir de hoy, albergará una sala en su memoria. Repito la palabra nombre, porque nos conjuga al recuerdo a uno de los tantos que la maestra Alardín dejó en esta casa y con estas personas que tanto la quieren”, expresó el funcionario de la UANL.

foto final en la sala de lectura carmen alardin

La sala de lectura alberga 800 libros, acervo que se incrementará a casi tres mil ejemplares con la incorporación de nuevos títulos de las publicaciones de la editorial universitaria. Este nuevo espacio estará destinado al servicio de escritores, círculos de lectura y usuarios interesados en el acervo de la UANL.

“Reconocemos a la maestra como una figura ejemplar, notable, de nuestras letras, entrañable, muy querida, quien en su última etapa de su vida estuvo muy presente en nuestra Institución, particularmente aquí, en Casa del Libro. Aquí pasaba muchas tardes”, expresó el Secretario de Extensión y Cultura de la UANL, Celso José Garza Acuña.

4celso garza_0

La actriz Ana Silva Garza, hija de la homenajeada, recordó que ella siempre le pedía que la llevara a la Casa del Libro y dijo estar muy contenta por el homenaje, como ella quería en vida.

Mientras que Ramiro Garza, esposo de la poeta, recordó la perfección de sus publicaciones.

“Acompañar a Carmen a cualquier parte, aún hasta el momento en que se nos fue, fue siempre una esperanza viva de agradecerle todo lo que nos dio, de decirle que no hubo verso inútil, que no hubo palabra sobrante, que no hubo ni siquiera un recuerdo fuera de lugar. Ella tuvo la limpieza y honradez profesional y poética de guardar muchas cosas sin publicar, que ya se irán publicando”.

5palabras de ramiro garza

En el recital homenaje, El barco de papel fue uno de los poemas más evocados.

Y si supieras sólo la mitad
de lo que le he contado hoy a mi alma,
ya no protegerías mis pupilas
del gusano del mundo,
ni serpearías entre largas sombras
de lirios y ventanas.
Yo no he lanzado la primera piedra
ni he construido flotas vengativas
por conquistar el mar;
Pero yo en cambio,
he colocado un barco de papel
al frente de tus ojos.
Si lloras algún día,
navegará hasta ti.

No Comments