“La curiosidad siempre me desborda”, Taibo II

En el marco de la UANLeer 2017, la Cátedra de Periodismo Elena Poniatowska contó este 15 de marzo con la presencia de Paco Ignacio Taibo II, donde relucieron las curiosidades de su quehacer literario.

 

Por Guillermo Jaramillo

Fotos: Pablo Cuéllar

 

Para Paco Ignacio Taibo II, Adolf Hitler sí era un monstruo; Donald Trump es apenas un payaso. Lo anterior lo aseguró el escritor e historiador dentro de la Cátedra de Periodismo Elena Poniatowska de la UANL, y con ello se inauguraba la UANLeer 2017.

Con la presencia de la periodista y escritora Sanjuana Martínez, coordinadora de la Cátedra de Periodismo, Taibo II presentó su libro Que sean fuego las estrellas, editado por Planeta.

Pero más que una presentación de obra, la charla se extendió hacia otros confines del quehacer literario de Taibo II. Los asistentes al Aula Magna del Colegio Civil Centro Cultural Universitario escucharon anécdotas variopintas de cómo Taibo construye sus libros.

Por ejemplo, para este Que sean fuego las…, el autor señaló que el proletariado nunca había tenido una épica, eso quedaba sólo para los espartanos o algunos otros ejércitos.

Mientras recopilaba material para alguna de sus novelas, Taibo encontró que Hitler era impotente, eso se especula, ya que en ninguna de sus relaciones dejó descendencia. El rumor era que el Führer había perdido un testículo en guerra o por lo menos ya no volvió a bajarle de la pelvis.

Todo el material recopilado acerca de este rumor fue a parar a su gran clóset, que puede ser virtual o físico, ahí donde amontona tanta información que poco a poco  toma la forma de un todo hasta convertirse en una obra literaria o de investigación histórica.

Pasando por Cuba, Taibo II se enteró de otro rumor. Ernest Hemingway adaptó un pequeño yate con ametralladoras y se dedicó a cazar submarinos alemanes en el Golfo de México.

Investigando el diario de compras del novelista y periodista norteamericano, el escritor se dio cuenta que faltaba una semana en la vida de Hemingway, y ese podía ser un resorte para otra obra literaria.

Una vez más, el material recopilado fue a parar al clóset de Taibo II, sitio donde se alberga gran cantidad de curiosidades. Ese clóset crece y crece.

Pero Paco Ignacio Taibo es un hombre que habla de política al igual que de historia y literatura. El tema de la relación política entre México y su vecino Estados Unidos no le pasó desapercibido, por eso aquella alusión al inicio de la plática sobre la figura del presidente norteamericano.

“La curiosidad siempre me desborda, es una pelea que no puedo ganar. Lo que pasa es que de lo que tengo en el clóset saco algo. Mi clóset es inmenso. Los clósets virtuales te permiten que sean inmensos. Mi casa es una librería; tengo más de 14 mil libros y recortes.

Parto de un supuesto, si no me crea a mí curiosidad ¿cómo se la voy a crear al lector? Sólo escribo las historias que a mí me cautivan”, afirmó.

 

La lectura, eso que está vivo

Taibo II está convencido del fracaso educativo y cultural, pues el actual gobierno ha mermado en el ciudadano el interés por estas áreas.

“Gente que podría o quisiera leer, si encontrara los caminos correctos, es mayor a la gente que lee. El problema es que las campañas institucionales han sido un fracaso; son autoritarias.

“La educación media superior está destruyendo la lectura. Los jóvenes a lo largo de la semana están saturados de lectura obligatoria que no les interesa, que leen forzosamente y está asociada con castigo, examen y se pierde el sentido festivo, gozoso de leer por placer. Se está creando una lectura de ‘leer, qué hueva; leer, castigo’.

“Otro problema es el precio de los libros que está masacrando a los lectores. Como Brigada Cultural hemos tenido éxitos muy grandes en la venta de libros a bajo precio, esos libros que son rescatados de las bodegas de las editoriales. Hemos regalado un millón y medio de libros en siete años, más lo que puedes descargar de forma gratuita en la página de la Brigada”, señaló.

Para Taibo, la Secretaría de Educación no educa y la Secretaría de Cultura no cultiva; son estructuras burocráticas con muy poco poder de convocatoria.

 

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.