La dupla perfecta para los deportistas

 

Un equipo de especialistas de la Facultad de Organización Deportiva (FOD) y el Instituto Estatal de Cultura Física y Deporte (INDE) evaluarán a diversos deportistas de élite, con el fin de llegar en las mejores condiciones para enfrentar el ciclo olímpico Tokio 2020.

Por Norberto Coronado

El Instituto Estatal de Cultura Física y Deporte (INDE) y la Universidad Autónoma de Nuevo León tienen proyectado la creación del  Centro de Investigación en Ciencias del Ejercicio y está previsto que cuente con cuatro plantas y un espacio para una  pista atlética sintética y su respectivo campo.

Entre las áreas y laboratorios que tendrá el centro figuran las de valoración funcional, toma de muestras y almacenamiento, biomecánica, control biológico, psicología, nutrición y composición corporal, en beneficio del deporte de alto rendimiento de Nuevo León y de México.

12

Mientras, la alianza entre estas instituciones ha permitido la atención multidisciplinaria de los atletas de alto rendimiento de la Máxima Casa de Estudios, como fue el caso de la deportista y estudiante de FOD, Kenia Vanessa Lechuga, quien fue sometida a diversas pruebas morfofuncionales que le servirán como punto de partida para la temporada 2017, con el objetivo de llegar a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

El equipo de especialistas estuvo encabezado por el coordinador del laboratorio, Pedro G. Morales; la Subdirectora de Posgrado, Blanca Rangel; el Subdirector Académico, Enrique Carranza; y el médico de la institución, Eloy Cárdenas, entre otros.

Kenia Lechuga, bronce en los Campeonatos Mundiales Sub 23 y décima segunda en los Juegos Olímpicos de Río 2016, estuvo en diferentes pruebas durante en el Laboratorio del Rendimiento Humano de la Facultad de Organización Deportiva de la UANL.

img_4901

Monitoreo de la variabilidad de la frecuencia cardiaca, medición de la composición corporal con equipos Dexa y BodyPod, antropometría, toma de muestra sanguínea para cuantificación de parámetros biológicos y bioquímicos, evaluación psicológica, pruebas de fuerza y potencia, y prueba de esfuerzo en remoergómetro fueron los exámenes hechos a la atleta.

“Hay una manifestación de la capacidad óptima que mostró Kenia en los Mundiales Sub 23 y en Río de Janeiro, más de los mundiales; levantó 300 vatios, 5.3 por kg de peso, bastante bueno, lo que es normal para una deportista élite, y todo a pesar de que ella está en su fase de transición dentro de su programa de entrenamiento”, comentó el Dr. Eloy Cárdenas.

No Comments