“La fuerza del teatro está en los personajes, no en la trama”: Hiriart

Con una plática titulada “Iniciación práctica en la dramaturgia, el escritor Hugo Hiriart visitó el Teatro Espacio “Rogelio Villarreal Elizondo” de la Facultad de Artes Escénicas el 28 de julio.

 

Guillermo Jaramillo


Captura de pantalla 2014-08-22 a las 10.50.48Cuando los alumnos de teatro se preguntan si el programa curricular es el más adecuado para alcanzar su desarrollo profesional, el escritor Hugo Hiriart les responde muy simple. “El teatro se aprende haciéndolo. Durante siglos no había escuelas de teatro, sino que la gente que se interesaba entraba a trabajar a un teatro. La cosa es que hagan teatro cuanto antes.

“Alrededor del teatro hay muchas cosas. Uno puede ser un iluminador, director, actor, vestuarista, y también un crítico de teatro, investigador de teatro. En México hay unos muy buenos, algunos que hicieron la historia del teatro del siglo XIX. El teatro imanta muchas cosas”, señaló Hiriart en su conferencia dentro de la Escuela de Verano UANL 2014.

Con el paso del tiempo y la llegada de nuevas tecnologías, pareciese como si la enseñanza del teatro fuera a ser modificada; sin embargo, para Hiriart esto no sucede, pues el teatro es antiguo y también cuenta con sus lectores y sus críticos.

“Desde hace 2400 años está igual. Eurípides, por ejemplo, es una de las cumbres, ya no del teatro, sino del espíritu humano; los críticos opinaban mal de él, ganó muy pocos premios, pero al público sí le gustaba”.

Comercial vs artístico

Mientras algunos recién egresados de escuelas de teatro se quejan de que en la ciudad hay poca oportunidad para el teatro de arte, Hiriart recomendó no pensar como empresario.

“El teatro es muchas cosas, hay muchas formas de teatro. La mayor parte de teatro que se hace es comercial, es el que da dinero, el que le gusta a bastante gente. Una obra comercial, pésima pero divertida con un actor de la tele, vende.

“Ese es un tipo de teatro, no se tiene por qué poner uno pesado y criticarlo. Hay otro teatro que es el de arte, ese no les gusta a todos. A los que nos gusta éste, pensamos que el otro está mal hecho.

“Uno quiere hacer teatro, entonces no tiene por qué pensar como empresario. No tienen por qué pensar en si van 100 personas o tres. Es mejor una obra con un teatro lleno, pero si no está llena la sala no importa, que no se confundan. Hay que hacer teatro pobre y barato muy bien hecho, audaz, diferente, poniendo frente a nosotros los problemas que tenemos”, indicó.

El tema, los personajes

Para Hiriart, una buena trama no sostiene del todo a la historia. Hay que trabajar con los personajes, aquellos seres contradictorios que se encuentran en medio de dos consideraciones.

“El tema no importa ni tiene que confundirse en que la obra de teatro necesariamente es de lucha social. El arte es muy exigente y si el actor o el autor, productor o director andan queriendo dar mensajes, el arte del teatro se enoja y se va”.

Recomendó leer, no mucho tal vez, pero leer bien. Escribir sí, diario, pero poco, unas tres horas máximo cada día si se busca ser escritor, de lo contrario, estamos fuera de la jugada.

 

 

No Comments