La licenciatura en Química Industrial cumplió 80 años

Del 19 al 23 de septiembre, se realizó la semana de festejos por el 80 aniversario de la carrera de Licenciado en Química Industrial (LQI). Además de propiciar cuatro programas de posgrado, todos con perfil en el Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC), la carrera obtuvo la acreditación por parte de la Royal Society of Chemistry, única en su tipo en América.

extra-6

Por Blanca Medina y Luis Salazar

En entrevista con Vida Universitaria, el director de la Facultad de Ciencias Químicas (FCQ), Eduardo Soto Regalado, relató la historia de la carrera y la facultad. Recordó que la facultad se fundó en 1933 e inició como la Escuela de Farmacia. El 23 de septiembre de 1936, se aprobó por el Consejo Universitario el programa de licenciado en Química Industrial y quedó adscrita a la Escuela de Química y Farmacia. En 1943, la facultad cambió de nombre a Facultad de Ciencias Químicas.

La FCQ es una institución científico-práctica muy relacionada con el sector productivo, pues cuando estaba en crecimiento el sector industrial en la ciudad, se demandaba muchos químicos.

Dadas las necesidades cambiantes del entorno, el plan de estudios siempre está en constante revisión. El programa nació como químico industrial; con el tiempo, se actualizó para adaptarse a las necesidades. En 1958, se hizo la primera revisión del programa. En 1965, se aprobó como plan semestral y quedó en ocho semestres. En 1972, se cambió el nombre de la licenciatura, cambió al nombre de licenciado en química industrial.

“Esto fue para darle un nivel de licenciatura, que lo era, pero no aparecía en el nombre”, precisó el doctor Soto.

iki_7242

Pero la institución ha seguido las revisiones. En 1996, se aprobó un plan de estudios donde se actualizaron contenidos, se fusionaron materias y se incorporaron otras que eran necesarias. En 1999, se agregaron al plan de estudios los cursos que hoy se llaman Formación General Universitaria, esto con el fin de darle al químico conocimientos como ética, apreciación de las artes, sociología y profesión.

En 2005, el programa recibió su primera acreditación nacional por parte del Consejo Nacional de la Enseñanza y el Ejercicio de las Ciencias Químicas A.C. (CONAECQ) y esto fue por cinco años, pero luego fue necesario someterse a una nueva evaluación. En 2010 y 2015 recibieron la segunda y tercera acreditación. En México son muy pocos los programas educativos de nivel superior que han sido acreditados tres veces consecutivas.

La LQI ha derivado dos programas de maestría y doctorado. Está la maestría en Química de Materiales y la maestría en Química Analítica Ambiental, el doctorado en Materiales y el doctorado en Química Analítica Ambiental. Los cuatro programas son reconocidos por el PNPC.

En el tiempo entre las acreditaciones nacionales, el programa tuvo un reconocimiento internacional en 2007 por parte de la Royal Society of Chemistry. En 2013, logró su acreditación internacional por parte del mismo organismo.

Es el único programa en toda América en estar acreditado por la Royal Society of Chemistry. Este reconocimiento se le otorga al programa en donde el 80 por ciento de sus graduados obtienen un resultado sobresaliente o destacado.  En 2018 tienen la intención de volver a recibir la acreditación internacional.

extra-5

Comparte conocimientos sobre nanotecnología

Durante la clausura de las actividades conmemorativas por el octogésimo aniversario de la Licenciatura en Química Industrial, el investigador Mauricio Terrones Maldonado disertó la conferencia “Nanociencia y nanotecnología: retos y perspectivas”.

En su ponencia, el experto habló sobre el uso de los nanomateriales basados en carbono, donde citó los diferentes proyectos que -con apoyo de otros investigadores- ha desarrollado en beneficio al sector industrial y de salud.

“Quiero que se vayan de aquí convencidos de que la ciencia es importante. Siempre hay que tener esa curiosidad, nunca darse por vencidos ni espantarse al no saber algo”, señaló el científico mexicano a los estudiantes de la UANL.

El profesor de física, ciencia e ingeniería de materiales en la Universidad Estatal de Pensilvania, Estados Unidos, aseguró que el reto en la nanotecnología persiste en crear materiales amigables con el medio ambiente.

“Intentar hacer los procesos más eficientes y reutilizar todo lo que se pueda reutilizar, y reciclar todo lo que se pueda reciclar es muy importante”, concluyó el académico de la Penn State.

En la conferencia participaron estudiantes y egresados de diversas facultades de la UANL, lo que enriqueció el espacio de preguntas y respuestas.

No Comments