La prensa y el arte son maneras de medirle el pulso a una sociedad

Premio UANL a las Artes 2014

Artes Visuales

Salvador Díaz


En talleres con estudiantes de Artes Visuales les inculca desde hacer el bastidor de madera hasta involucrarse en cada detalle del proceso. Su obra se encuentra en colecciones mundiales junto a Andy Warhol y Gerard Richter; y cree que “la pintura hace tangible esa parte intangible del espíritu humano”.


Lizbet García Rodríguez

 


 Foto-10 ¿Dónde ubicas las influencias de tu trabajo? Tengo una memoria visual muy amplia, crecí viendo libros de arte, luego al viajar y conocer obras, artistas, todo eso ha ampliado y diluido influencias. Y bueno a lo que aspira cualquier artista es a tener una voz propia y ser auténtico en lo que hace. Lo que me parece más importante en este premio es que reconocen todo eso: la trayectoria de vida, no una sola obra o evento, sino la constancia que has tenido en tu relación con el arte y con la Universidad; la manera en que has trascendido llevando el nombre de la UANL a otras partes. Eres egresado de la Facultad de Filosofía y Letras, esto habla de una formación más allá del aspecto visual… Para mí fue un complemento importante la parte teórica de la Estética que se ve en Filosofía. Después de la Prepa 15 Florida, hice área común en visuales y mi maestro de Sociología del Arte en aquella época, Mario Méndez, me recomendó estudiar filosofía y humanidades. Esto me permitió entender el arte más a profundidad, defender y tener una postura sobre mi propia obra porque creo que como artista uno tiene que buscar la autogestión; no ser un artista romántico sino actual, parados en nuestro mundo, tener esa parte de contribución social y no delegar a otro –una galería o un experto– que hable de tu obra. También como artistas podemos crear conocimiento. Tu obra, por su estilo, se sitúa en ciertos contextos, ¿cómo es llevarla a una ciudad de Europa y mostrarla con retazos del periódico El Norte, por ejemplo? En este trabajo me doy cuenta que las noticias viajan y son internacionales, a veces las vemos locales y no lo son. En otros países les ha parecido interesante la prensa como un documento de información, histórico, o de cómo se ve a sí misma cierta población. Y también es una manera de medirle el pulso a una sociedad a través de la prensa y el arte, su realidad y su estética, yo conjunté estas dos cosas. Por otra parte, he hecho obra en sitio, cuando expuse en la Feria de Colonia pinté en periódicos alemanes, he pintado en periódicos estadounidenses, sudamericanos, europeos, y eso te conecta con los lugares. Se genera un interés no sólo por el arte sino por ver cómo se maneja la información. ¿Cómo percibes la postura del público mexicano como consumidor de arte? Alguna vez vi un reportaje no recuerdo si de Financial Times, que hablaba sobre los dólares de pasión y describía cómo las culturas coleccionaban qué cosas. Los estadounidenses se iban más a objetos como cartas, documentos, automóviles; los árabes a la joyería; pero los europeos y latinoamericanos enfocan su interés en coleccionar obras de arte. Creo que la cultura latina en general sí tiene un aprecio por el arte, puede ser herencia europea o cierta continuidad a esta formación, esto se ve también en México. Te formaste en un mundo cada vez más visual y un auge de la experimentación digital, ¿qué concepto tienes del arte? Cuando desde niño te familiarizas con el arte traes el concepto romántico del artista, de la pieza única y la realidad actual del arte ya no es así. Ahora es más un factor social, a veces es un espectáculo que brinda una experiencia hacia la persona, ya no es tanto la idea de la contemplación y la belleza como tal sino abordar un fenómeno, un tema. Se han perdido los límites, ya todas las artes se trastocan, se cruzan y se integran. Yo crecí en una generación con un lenguaje más inclinado a la cultura electrónica, lo digital, las redes, y creo en la obra bien hecha, ya sea una pintura, fotografía o cualquier medio electrónico dentro del campo visual, pero sigo creyendo en la pintura como mi medio de comunicación más claro y el escenario más virtuoso para comunicar mis ideas. La pintura hace tangible esa parte intangible del espíritu humano. ¿Qué experiencia artística sobresale entre las que has vivido? Cuando tuve mi primera exposición individual en el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Santander y Cantabria, de España en 2009; al año siguiente estuve aquí en la Universidad en el área de exposiciones del Colegio Civil Centro Cultural con una expo amplia tanto con obra de periódico, y otra que ha sido vital en mi carrera que fue el Álbum de Familia. Y otro evento que considero importante es formar parte de la colección de un suizo especializado en obra que tenga que ver con papel o con medios de información de prensa, electrónicos o digitales; es un libro muy bonito en alemán y esa exposición itineró el Salzburgo, Austria y en St. Gallen, Suiza. Incluye artistas modernos y contemporáneos de primer nivel, como Andy Warhol, Christo, Lichtenstein y Gerard Richter, el pintor alemán vivo más importante en la actualidad, con obras que valen millones de dólares en subastas. Si bien no es una entrada consolidada, para mí es un paso a una puerta en un circuito que a veces como artistas latinoamericanos no estamos tan conectados.

No Comments