Los Cadetes hicieron Pueblo Mágico a Linares

“No fueron las Glorias, la arquitectura ni tradiciones; fueron Los Cadetes de Linares quienes interesaron al comité dictaminador de Pueblos Mágicos”, aseguró Abel García Garza, autor del libro Los Cadetes de Linares. Su historia, y director del Museo de Linares.

C33A2762 copy

Luis Salazar

Fotos: José Luis Macías Nicanor

 

Las tres tumbas, Dos coronas a mi madre, Aquí no hay novedad y Un viejo amor, interpretados por Los Cadetes de Linares, fueron argumentos que convencieron a la Secretaría de Turismo en México para declarar a Linares como Pueblo Mágico en 2015.

Esto lo aseguró Abel García Garza, autor de Los Cadetes de Linares. Su historia, y director del Museo de Linares en entrevista minutos antes de presentar su libro, publicado por la Editorial Oficio, el 19 de julio en el Museo de Historia Mexicana (MHM).

En septiembre del año pasado, Linares fue el segundo municipio neoleonés en alcanzar esta categoría turística (el primero fue Santiago en 2006).

“Los Cadetes de Linares fue la justificación para convertir a Linares en Pueblo Mágico. No fue su arquitectura, no fue su gastronomía, no fueron sus tradiciones; fue la música”, dijo categórico García Garza, quien durante más de una década entrevistó a músicos acompañantes y familiares de Homero Guerrero de la Cerda y Guadalupe Fidencio Tijerina, fundadores de Los Cadetes de Linares.

C33A2770 copy

Según el administrador del Museo de Linares, en el comité dictaminador de la Sectur en la Ciudad de México, encargada de catalogar las ciudades que buscan tener la categoría de Pueblo Mágico, en un principio no aceptaron como suficientes los argumentos arquitectónicos, gastronómicos y tradicionales de la ciudad fundada en 1712.

“Nos preguntaban ¿qué es lo que los hace Pueblo Mágico?  Les contamos de La Petaca, de las glorias de leche quemada, y nos dijeron que no. Luego nos preguntaron por la música y se las describimos y así fue que pasó la justificación”, relató.

El libro de García Garza fue publicado en 2009, pero entonces fue un documento que no estuvo a la venta con un tiraje de 500 copias. Este año hicieron una reimpresión y un tiraje de mil títulos y lo presentaron en Linares el 21 de enero.

A la presentación en el auditorio del MHM, acudieron muchas personas, medios de comunicación, cronistas e historiadores. Recordemos que el 5 de julio murió de un paro cardiaco Lupe Tijerina en un concierto en Ciudad Fernández, San Luis Potosí.

“La presentación estaba programada desde hace meses. Lo llevamos al barrio Nejayote, el Café Nuevo Brasil y la radio. Ahora coincidió con la muerte de Lupe Tijerina”, dijo.

C33A2785 copy

El autor comentó que llevaron a Tijerina a Linares como parte de su funeral, pues el pueblo linarense lo quería mucho porque asistía con frecuencia al Pueblo Mágico a los homenajes en honor a Homero Guerrero. Lupe vivía en la colonia Florida en Monterrey.

“A Lupe también le lloraron mucho, fue muy cobijado por los linarenses”.

Sin embargo, García Garza destaca que para los linarenses el héroe del corrido es Homero Guerrero, pues parte en 1982, cuando Los Cadetes están totalmente encumbrados, han recorrido todo América, son un fenómeno en el cine e incluso ‘salieron en Siempre en Domingo’”.

“Como dice nuestro cronista de Linares: el linarense se refleja en Homero Guerrero de la Cerda. Y es en serio”, expresó con orgullo el biógrafo.

Con respecto a Los Cadetes como un fenómeno musical, destacó que la gente de clases altas, metaleros o que no hayan nacido cerca de las márgenes del río de Reynosa hasta Laredo, en momentos festivos siempre escuchan al dueto también catalogado como bolero norestense.

“Si escuchas un disco de Ramón Ayala, de Los Rancheritos, te aprendes dos o tres canciones, pero en Cadetes te sabes todas las que trae el disco porque tu papá las escuchaba y tú las escuchaste de niño. De memoria me sé los 15 boleros de oro”.

Finalmente, contó que el nombre del grupo se debe al gusto de Homero Guerrero por el ejército y por ser de Linares por la letra y conocido.

No Comments