Noche de rock para un día negro

El 29 de mayo se presentó La Barranca en concierto en el Aula Magna del Colegio Civil Centro Cultural Universitario

Guillermo Jaramillo

LINEA_VU_WEB

Caía la tarde sobre Monterrey y el centro de la ciudad yacía bajo un cielo que poco a poco se poblaba de nubes. La explanada del Colegio Civil era el escenario donde se congregaban cada vez más personas, donde el cabello largo y la barba crecida eran un sello constante. Iban a escuchar una banda de rock, tal vez una de las cinco que forman el top ten del rock contemporáneo nacional: La Barranca.

Orgullosos de tocar su música en un recinto como el Aula Magna del Colegio Civil Centro Cultural Universitario, la banda de rock se presentó dentro del Festival Alfonsino UANL 2014. Luego de casi 20 años de mantenerse en la escena musical como una de las bandas con mejores críticas en la escena del rock, la agrupación, liderada por José Manuel Aguilera, interpretó sus clásicos temas como El síndrome, Animal en extinción, Reptil, El animal y La tempestad.

Aguilera señaló que la banda trabaja mucho con universitarios, pues se han mantenido siempre alejados de la industria de la música y esto les permite encontrar aliados y socios para hacer grandes cosas. Ejemplo de esto es su colaboración con la Universidad de Guadalajara, la Universidad Nacional Autónoma de México y con universitarios de Tampico. A Monterrey habían asistido para realizar eventos con empresas privadas, pero en esta ocasión se presentaron con la UANL.

“Los temas creo que son los mismos, todas las canciones pasan por los mismos temas. Creo que lo que importa es el cómo se trata cada tema, es lo que hemos tratado de hacer; encontrar una voz, un sentido que sea propio de la banda”, señaló Aguilera.

Un concierto cargado de arreglos fue lo que ofrecieron los rockeros. Los asistentes tuvieron la oportunidad de presenciar a una de las bandas más grandes que ha dado el rock nacional, equiparable a Caifanes y Café Tacvba.

Y para cerrar el ramillete de flores musicales que brindaron, llegó el tan esperado momento del Día negro, aquella pieza perteneciente a La Tempestad, disco publicado en 1997 bajo el sello de BMG Ariola. Entonces el cielo se había cerrado, el viento recorría las calles y los durmientes despertaban de su deleite para darse a la noche.

Botellita de Jerez

No Comments