Panteones, siempre vivos

En conferencia, Enrique Tovar habló de la importancia de la obra funeraria del escultor Miguel Giacomino.

extra-enrique-tovar

Por Guillermo Jaramillo

Fotos Denisse Garza

 Hace tantos años se dio una pugna laboral entre dos grandes escultores de la ciudad: Michele Giacomino y Antonio Decanini. La idea era hacer una obra en determinado tiempo, presentar el proyecto a destacadas personalidades de la escultura local y mandarla a dictamen a los grandes maestros italianos. La pugna se extendió en los periódicos, en donde Giacomino retó a Decanini, sanamente. Ser testigos de esta competencia artística en el Monterrey de la década del cuarenta debió ser todo un suceso.

extra-enrique-tovar-respondiendo-a-la-pregunta

Hoy, la obra de Giacomino aún se aprecia en diversas partes del mundo. Los panteones del Carmen y de Dolores, ubicados en la Colonia María Luisa en el Centro de Monterrey, guardan gran parte del trabajo del escultor italiano.

De esto y más habló el arqueólogo Enrique Tovar Esquivel dentro de su conferencia “El arte funerario de Miguel Giacomino”, impartida en el Patio Ala Sur del Colegio Civil el 1 de noviembre.

Desde temprana edad, Giacomino aprendió el oficio de la piedra, pues su padre era cantero. El joven realizó sus estudios académicos y pasó por Chile, Cuba y Estados Unidos. Existen anuncios de periódico en los que el escultor ofrecía su trabajo, como bustos o estatuas, pero fue hasta 1903 que realizó su primera obra funeraria.

extra-el-arte-funerario-presentacion-del-dr-enrique

Como bien señaló Tovar, los panteones son espacios vivos que guardan muchos cambios en su arquitectura. Sin embargo, en ocasiones, las familias de los difuntos remodelan la capilla, lápida, recinto y, debido a estos cambios en el espacio, las piezas que adornan el camposanto cambian de lugar, algunas las hurtan y otras son vandalizadas.

Tovar apuntó que Giacomino siempre fue un escultor que tomaba en cuenta a sus clientes; trabajó con todo tipo de materiales, desde mármol  –las más costosas– hasta el yeso, con tal de ayudar al bolsillo del comprador.

extra-el-publico-1

“Por lo menos hay más de 52 monumentos de Giacomino entre los panteones de Dolores y el Carmen”, indicó el investigador. Precisamente por la riqueza escultórica que se conservan en los cementerios, Conarte realiza recorridos culturales por distintos recintos de la ciudad, y este par de camposantos emblemáticos forman parte de las visitas preferidas por los asistentes.

extra-haciendo-preguntas-al-exponente

No Comments