Pasión por el acordeón

Niños y adultos asistieron al concurso “El as del acordeón”; Antonio Tanguma Jr. convocó el evento y es el primero de este tipo que se organiza en la entidad.

Por Abel E.T Hernández
Fotos: Melissa Vivero


img_3632

Cientos de personas amantes de la música norteña y ejecutantes del acordeón abarrotaron el restaurante bar Fara Fara, sede del concurso “El as del acordeón”.

Con el objetivo de encontrar e impulsar a los nuevos talentos de la música regional, el nieto de “El rey del acordeón”, Antonio Tanguma, organizó este certamen en el que participaron músicos de diferentes municipios de Nuevo León y de otros estados de México y de Estados Unidos.

La dinámica del concurso fue que cada participante interpretara con el acordeón una pieza musical, ya sea polca, redova y  huapango, durante tres minutos. Los aspectos a calificar por los jueces fueron la técnica, el estilo y el ritmo; los participantes podían acompañarse de otro músico con otro instrumento.

A pesar de que asistieron muchos acordeonistas experimentados para las categorías avanzadas, lo que más llamó la atención fue la presencia de adolescentes y  niños. Tal es el caso de Debany Ávila Villarreal y su acompañante en el bajo sexto, José Eduardo Hernández Rodríguez, ambos de 16 años de edad y estudiantes de preparatoria.

Los dos jóvenes comentaron  que la música les apasiona,  en especial la música norestense. Debany y José Eduardo tuvieron la iniciativa de aprender a tocar el bajo sexto y el acordeón, así como de concursar en el festival. “Para todo hay edad, la música regional es para todos. Más que todo, lo importante es el mensaje que se le dé a la gente”, comentó José Eduardo.

img_3608

Debany Ávila, quien participó por primera vez en un evento como el que organizó  Tanguma Jr., habló sobre su experiencia y recién incursión en la música regional: “Aprendí a tocar –el acordeón– hace seis meses y me gustó mucho, aunque fue muy difícil aprender a tocarlo, pero ya una vez que lo logras todo se hace fácil”, explicó la acordeonista.

Debany confesó que estar sobre el escenario y tocar frente a una multitud de gente es algo que genera nerviosismo, a pesar de que tiene mucho tiempo de práctica.

“Me sentí muy nerviosa, la verdad. Si gano, bueno, pienso seguir participando en más eventos como este, y si no, pues también.  El acordeón me gusta y quiero seguir en él”, reiteró.

José Eduardo estudia en la Preparatoria 1 y comentó que ya cuenta con experiencia de más de seis años en la música. “Al principio, un conocido me enseñó lo básico del bajo sexto, pero también sé tocar guitarra y batería. Es mi primera vez tocando en un concurso como este, pero yo he tocado desde mucho antes”.

Se les preguntó si continuarían tocando juntos, a lo que José respondió, entre risas, “pues si ella me invita, sí”. José y Debany son amigos desde hace mucho tiempo, incluso antes de concursar en “El as del acordeón”. En un principio, ellos practicaban en casa y sólo por diversión.

img_3595

Por último, los jóvenes músicos aprovecharon el momento para dar un mensaje a aquellas personas que también incursionen en la música y que anhelen tocar algún día frente al público, así como a ellos les pasó.

“La música es algo muy hermoso mientras tenga buen mensaje; continúen y que nunca se detengan, que sigan sus sueños y que sigan adelante”, comentó José Eduardo. “Así es, que le echen ganas y que no se rindan”, puntualizó Debany Ávila.

No Comments