“Rockdrigo y su Gran Silencio”

Por: Eddie Gonmar

Saludos, jóvenes universitarios. Agradezco a la Universidad Autónoma de Nuevo León este espacio para hablar sobre música, con tendencias de rock anglosajón, un poco de redova y hasta son huasteco, más las sugerencias que envíen a un servidor al correo ejgonmar@gmail.com.

¿Sabían que El Gran Silencio, connotado grupo regio de rock, tomó su nombre de una canción compuesta por Rockdrigo González? El mismo que compuso el Metro Balderas, y que hoy tiene su estatua en dicha estación en la Ciudad de México.

No, no es canción de El Tri; por fortuna, Alex Lora ya reconoció su plagio y hasta pidió perdón cuando se presentó en las Fiestas de Abril de Tampico, en 2010. Larga historia sobre este caso, porque el propio Rockdrigo le dijo que no la usara.

El año pasado, el Gobierno de Tamaulipas le rindió homenaje al Profeta del Nopal en su natal Tampico −con la presencia de su hija Amandititita−, Los Rupestres −que era su banda original− y Panteón Rococó.

José Agustín lo llegó a bautizar como “El Bob Dylan” mexicano. ¡Vaya que lo era! Hasta con mejor voz que el mejor compositor norteamericano, quien acaba de sacar su segundo álbum de temas que hiciera famosos Frank Sinatra, “La Voz”.

En la página www.rockdrigo.com.mx está su más completa biografía y discografía. Les aconsejo que inicien con el álbum que promovió en vida −fue víctima del temblor ocurrido el 19 de septiembre de 1985, tenía 34 años cumplidos− titulado Hurbanistorias.

Déjense atrapar por las piezas El campeón, Perro en el periférico, Balada del asalariado, Distante instante, Oh, yo no sé, Rock en vivo, Ratas, Estación del Metro Balderas, Vieja ciudad de hierro, Canicas, No tengo tiempo (de cambiar mi vida) y Rock del Ete.

Luego, síganle con sus otros tres álbumes: El Profeta del Nopal, Aventuras en el DeFe (mi favorito) y No Estoy Loco. El Movimiento Rupestre sigue y seguirá por siempre.

 

No Comments