Solalinde y Vera urgen refundar México

Ante la militarización del país y sus consecuentes colusiones de narcogobiernos estatales, la aparición diaria de narcofosas, la depredación ecológica y una reforma energética que favorece a extranjeros y políticos, los padres católicos Alejandro Solalinde y Raúl Vera urgieron por refundar al país.

 

Por Luis Salazar

Fotos: Melissa Vivero

 

La militarización, el narcoestado, la depredación ecológica, el TLC y las reformas que favorecen a unos pocos son algunas de las causas que el sacerdote Alejandro Solalinde y el obispo Raúl Vera encuentran en un México que ya se llenó de “¿hasta cuándos?”, pero que necesita –ya– ser refundado por el bien de todos.

“Más de 160 mil muertos, más de 300 mil desplazados, medio millón de desaparecidos y miles de huérfanos es el panorama. ¿Vivimos en una crisis de derechos humanos que parece que no hay solución?”, preguntó la periodista y moderadora Sanjuana Martínez.

Con esa interrogante inició la mesa redonda “La crisis de derechos humanos en México y sus retos”, que ella y los sacerdotes comentaron el 19 de marzo en la Feria Universitaria del Libro UANLeer 2017, dentro de la Cátedra de Periodismo Elena Poniatowska.

Alejandro Solalinde, coordinador de la Pastoral de Movilidad Humana Pacífico Sur del Episcopado Mexicano, inició preguntando al público que si ¿consideran que somos alarmistas o creen que exageramos? En estos días en Tetelcingo, Morelos, aparecieron nuevas fosas y en Veracruz simplemente no han dejado de aparecer fosas.

“Y no se hicieron ahora, sino en los tiempos del ex gobernador Fidel Herrera. Herrera nunca iba a aprehender a los zetas porque justo él es el Z1. Él fue el principal benefactor de los secuestros a inmigrantes. Y esto no es exclusivo de gobiernos priístas, porque en estados panistas, perredistas o “independientes” también hay lugares de exterminio”, recordó.

Solalinde, que justo ese día cumplió años, amplió el cuestionario y tiró; “¿Qué autoridad en México les va a pedir cuentas a estos genocidas? ¿Habrá voluntad política? ¿Cuánto tiempo más vamos a seguir aguantando? Todo México es una fosa. Los obispos lo saben pero se callan ¿No nos horrorizamos o es normal que desaparezcan tantísimas personas? México vive un duelo”.

Solalinde planteó que si Jesús resucitó, México también puede. “Y no hablo de religión, no es un Jesús sin reino o ese Dios de la franquicia. No todo está perdido. Hay esperanza”, mencionó.

El sacerdote expuso que en México estamos por empezar un nuevo tiempo, pues se acerca el 2018.

“No soy de ningún partido político. Es tiempo de pensar si queremos más de lo mismo o con un proyecto de nación pero desde los descartados. Si todos le echamos ganas vamos a sacar a México de la violencia. México es un país maravilloso y nos necesita a todos. Es tiempo de darle nuestra voluntad y nuestro amor”, manifestó.

En tanto, Raúl Vera, fraile dominico y obispo de la Diócesis de Saltillo desde 2000, mencionó que es un desorden, complicidad y articulación diabólica de lo que pasa en México.

“Hay crímenes de lesa humanidad de los últimos cinco presidentes de México, sus decisiones costaron miles de vidas”.

Y ante la violación sistemática de los derechos humanos en México, el obispo destacó que del 2011 al 2013 se realizó la audiencia “Devastación ambiental y derechos de los pueblos”, del Tribunal Permanente de los Pueblos (TPP), Capítulo México, y donde participaron 500 comunidades de 21 estados de la república.

La conclusión y dictamen de esta audiencia fue que el ingreso del Tratado de Libre Comercio (TLC) es la causa de la peor catástrofe ambiental en toda la historia del país. También en la resolución se especifica, según Vera, que el Estado mexicano es el principal responsable de la emergencia ambiental al estar al servicio de los poderes económico, político y jurídico al servicio de las empresas extranjeras.

“La violencia es una modalidad, una estrategia en este país. Nos necesitan adolorados y aniquilados. Se multiplicaron los cárteles y no es por mala suerte; Calderón y Peña militarizaron al país”.

El padre Vera subrayó que, en tal juicio, personas de otros países criticaron que México es el país más desunido de la Tierra.

“Pero podemos salir juntos. Ya hay en camino una nueva constituyente. Debemos hacerlo y no por el método armado, eso sería un suicidio porque entonces sí el gobierno tendría la excusa para invadirnos de afuera y para que el ejército haga una limpieza de todos los que lo molestan. Podemos y debemos”, reiteró.

 

No Comments