Traduciendo el milenario golpe

La Facultad de Filosofía y Letras cuenta con una singularidad, están dando de qué hablar en los torneos de box

 

Por Guillermo Jaramillo

 

A un costado de Ciudad Universitaria, transitando entre los corredores de la FACPYA y de la Facultad de Trabajo Social y Desarrollo Humano, se puede escuchar tarde a tarde el inolvidable sonido de un puño sintético estrellarse de lleno contra otro. Sin contar con grandes equipamientos y requerimientos para practicar el box, los estudiantes de la Facultad de Filosofía y Letras entrenan duro en la plaza frente a los versos de los poetas chilenos Gabriela Mistral y Pablo Neruda.

La singularidad de que en una facultad interesada en la cultura del saber, la literatura, la pedagogía, la enseñanza de lenguas extranjeras, el escudriño de la historia, la investigación bibliotecnológica y la sociología, se dé este tipo de manifestaciones deportivas llama la atención. Pocos serían los ciudadanos que imaginarían que en Filo, como se le dice en la vox populi, sus estudiantes también aprenden jabs, upper cuts, bendings con gran entusiasmo, a tal grado que son campeones en torneos universitarios.

El encargado de llevar a cabo los entrenamientos y la gestoría deportiva es Luis Ángel Medina, ex seleccionado por Nuevo León en la rama de box, y subcoordinador deportivo de la facultad.

 

Traduciendo el golpe

En la FFyL, las féminas están traduciendo el lenguaje milenario del golpe sobre el ring, igual que las maestras de inglés van dejando el conocimiento de una lengua extranjera en sus alumnos.

Las pedagogas enseñan las bases para llevar a cabo una vida plena, pero la vida está tirándote golpes, te mete una derecha arriba y te termina con un gancho abajo. Ahí no se cuenta hasta diez.

Las mujeres siempre han sido denigradas en el box. Jackie Nava, gran campeona mexicana, suspendió su carrera deportiva para dedicarse un año al cuidado de su hija. Nava se graduó con honores en la carrera de arquitectura y volvió en 2014 para vencer a Alys Sánchez. La argentina Alejandra Locomotora Oliveras, ha sido una de las campeonas más reconocidas en el mundo, sin embargo en alguna rueda de prensa rompió en llanto al acusar del poco valor que se le da a la figura femenina en el box, pues aún no había podido obtener suficientes ganancias por pelea como para hacerse de una casa propia.

Pese al panorama poco alentador del box femenino mundial, las chicas de Filo están muy fuertes.

“Cuando entré a la facultad quería meterme a hacer algo porque tenía mucho tiempo libre. Me llamó la atención box.

Al principio estuvo pesado porque nunca había estado en un deporte físico. No pensé que iba a entrar al primer intrauniversitario”, señaló Karina Gómez, estudiante de segundo semestre de la carrera de Educación, quien a simple vista parece frágil pero ya tiene un oro en su corta experiencia.

Al llegar a cuarto semestre, María Lastra hizo caso a sus amigos boxeadores y comenzó a practicar todos los días al punto de las 14:00 horas. También estudiante de Educación, Mary, como la conocen sus amigos, ya se alzó con una medalla de oro.

“Al igual que la mayoría de mis compañeras, yo no había practicado ningún deporte anteriormente. Te crea un estilo de vida”, apuntó la estudiante de apenas 1.48 metros de estatura.

 

Construyendo una dinastía

La administración de la maestra Ludivina Cantú en la dirección de la FFyL ha apoyado mucho a los equipos deportivos representativos de la facultad, pues anteriormente se contaba con un equipamiento muy básico. Se carecía de costales para el box, había guantes averiados y las caretas, más que proteger, lastimaban a los usuarios. Aún están esperando la llegada de pesas, costales y petos para las chicas.

La singularidad del equipo de box radica en que a pesar de la aparente carencia de herramientas para prepararse han sorprendido a propios y extraños alzándose con medallas. Karina obtuvo su oro en los 46 kilos, frente a Mariana Escobedo, compañera del colegio de Ciencias del Lenguaje… sí, la final quedó entre Filosofía.

En el pasado intra Lastra estuvo imbatible y se vistió de oro, mientras que Nataly Méndez, del colegio de Ciencias del Lenguaje, consiguió la plata.

Una de las peculiaridades de Filo, es que en el deporte siempre es visitante. Esto es un reto que al parecer está superado.

“En un principio sí te ven menos, porque te veían entrenar en un estacionamiento, en un área verde.

Al principio es la burla, no creen que aquí hay deporte, creen que nada más agarramos libros y no guantes.

Yo fui parte de la Selección de Nuevo León y tenía todo a mano. Aquí en Filo a nosotros nos decían los Street Fighter, porque en ese juego de video te daban bonus cuando golpeabas automóviles, columnas de concreto. Al principio era la burla, pero con el paso del tiempo les he ido inculcando que no se hagan menos porque no tenemos la infraestructura. De pasar a burla se ha pasado a respeto”, señaló el entrenador Medina.

 

 

Cuadro de preseas semestre Agosto-Diciembre 2016:

 Nataly Méndez, plata, Ciencias del Lenguaje

Karina Gómez, oro, Educación

María Lastra , oro,  Educación

Mariana Escobedo, Ciencias del Lenguaje, plata

 

 

No Comments