UANL, tierra fértil para innovar

“La Universidad me ha permitido innovar y romper paradigmas; no es un eslogan, yo sí me siento orgullosamente una profesora-investigadora-científica de esta gran Institución”, Dra. Leticia Myriam Torres Guerra.

Por Esperanza Armendáriz Chávez

Fotografía: Jonathan Monsiváis

Maestra apasionada, entregada, con una mística para fomentar el trabajo en equipo, entusiasmada de la investigación y orgullosa maestra universitaria.

Así podemos describir a la Dra. Leticia Myriam Torres Guerra, profesora e investigadora de la Facultad de Ingeniería Civil (FIC), institución que le otorgó un reconocimiento por su trayectoria docente de 35 años en el marco del Día del Maestro.

IMAGEN INVESTIGACION 1

Torres Guerra tiene como docente e investigadora un récord interesante y digno de compartir: inició la cátedra en la UANL en 1977, actualmente hay siete grupos de científicos que ella formó y son líderes en materiales; desde hace 15 años es miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) Nivel 3 y ha ganado 21 Premios de Investigación UANL.

A lo largo de 35 años, la Dra. Leticia Torres ha dirigido 57 tesis, elaborado 22 artículos arbitrados, 142 artículos indexados, una patente autorizada y tres registradas, seis capítulos de libro, dos libros, 310 presentaciones en congresos, seis libros de materiales en congresos, 21 innovaciones y desarrollos tecnológicos, 47 proyectos de investigación, mil 141 citas a publicaciones, cinco grupos y redes científicas formados y cinco programas de posgrado diseñados e implementados.

“Hoy puedo decir que sigo disfrutando mucho mi labor como docente y como profesora universitaria. No es un eslogan, yo sí me siento orgullosamente una profesora investigadora científica de la UANL”, dijo emocionada.

Los inicios de la doctora Torres Guerra fueron en la Facultad de Ciencias Químicas, donde hizo una gran carrera como maestra y científica, ya que vinculó a esta dependencia con la industria. Este trabajo derivó en la creación del Centro de Investigaciones de Desarrollo de Materiales Cerámicos, hoy es el Posgrado de Química de Materiales.

“Hoy sólo tengo sentimientos de agradecimiento con la Institución que me ha permitido tener un ambiente de trabajo que está para todos y que deja desarrollarte profesionalmente. Ha sido el medio de cultivo para desarrollarme. Es un campo muy fértil para que todos seamos muy exitosos”, agregó convencida.

IMAGEN INVESTIGACION 4

Recuerda que de 1977 a 1981 fue una etapa muy hermosa de sus inicios como maestra, luego se fue a Aberdeem, Escocia, para hacer el Doctorado en Materiales Cerámicos Avanzados. La investigadora regresó con otra perspectiva del trabajo docente.

“Luego del doctorado, me incorporé a la UANL. Pero, en esa estancia en Escocia, entendí que el proceso enseñanza-aprendizaje podía hacerlo de manera muy diferente; en el sentido de que ya sabía que podía trascender mucho más con los estudiantes si los involucraba en la investigación”, compartió.

Entonces, comenzó a enseñar mediante la investigación y ha sido uno de los procesos más maravillosos que ha vivido. “Porque el alumno se involucra y van a ser mucho más autónomos. Esto para mí fue un parteaguas y, a la fecha, sigo haciendo la formación de recursos humanos y la enseñanza mediante el saber hacer”.

Según la doctora Torres, para que el proceso enseñanza-aprendizaje sea exitoso, una institución de educación superior debe tener al frente del aula profesores con alto grado académico desde los primeros meses de cada una de las carreras.

“Favorecería mucho que los profesores de los primeros años de carrera sean los más experimentados en docencia, que sean grandes pedagogos, de preferencia que sean doctores-investigadores, que estén activos, para que los alumnos vean que a través del conocimiento se puede llegar muy lejos”, argumentó.

Torres insistió en que los primeros 12 meses de la carrera, es fundamental que los alumnos tengan estas figuras de profesores con este perfil, para que puedan encauzarlos y motivarlos. Gracias a este ambiente de estudio, los alumnos estarán seguros de su vocación, estarán motivados, serán más apasionados y entregados a la cátedra.

IMAGEN INVESTIGACION 3

“Observé -hace más de 30 años- que los países de primer mundo sólo permiten tener frente a grupo a un maestro con título de doctor y, además, debe ser investigador en active. Y, en nuestra Universidad, hacia ese camino vamos y me da mucho gusto que sea así”, advirtió.

Reconoce que todo ha cambiado y la dinámica de la UANL es otra, con ello, la manera de enseñar también.

“Ahora se enseña por competencias y creo que, mediante la investigación, se adquieren diversas competencias, entre ellas, la independencia, la autonomía, el buscar la información y gestionar sus proyectos. En mi caso, como maestra, mi exigencia es determinar qué competencias quiero que desarrollen los muchachos y hago un plan de trabajo para todo el semester. Saber qué tengo que hacer para que los muchachos trabajen equipo y se ayuden entre sí”.

Actualmente, Torres imparte la clase de Metodología Científica en licenciatura; en posgrado, atiende la materia de Ingeniería Ambiental y encabeza el Curso de Redacción de Documentos Científicos.

“Mi reflexión hoy me hace ver que he madurado algo desde el punto de vista personal. Soy un poco más prudente y veo con tanto orgullo que me buscan ex alumnos para decirme que influí en sus vidas como docente. Anécdotas he tenido cientos y muy recientes de los posgrados. La UANL me ha permitido innovar, romper paradigmas”, concluyó.

No Comments