Un Resbalón lo consolida

Luis Beza Cantú tiene una trayectoria en los medios de comunicación de 19 años; inició como reportero en El Diario de Monterrey. Hoy, Beza cubre la nota local en Televisa Monterrey, y es creador de una sección que provoca las carcajadas del público: El Resbalón.

Por Gisel Cantú

Fotos Jonathán Monsiváis

Televisa Monterrey presenta en sus noticieros una sección que le gusta mucho al público; y los 14 años de su permanencia lo deja claro: El Resbalón, que cada semana prepara con mucha dedicación Luis Beza.

iki_7882

Para este reportero, producir El Resbalón implica paciencia, memoria, un poco de humor negro, sátira y hasta sangre fría. Esta sección tiene una duración de cuatro minutos, pero realizarlo puede tomarle hasta seis horas de su tiempo. No es fácil y puede ser tedioso, pero cuando el público lo ve los jueves en los noticieros, la satisfacción del trabajo realizado es suficiente para producir uno más.

“Cuando comenzó la sección yo utilizaba prácticamente puros capítulos de El chavo del ocho, porque era el material que en la videoteca del canal teníamos a la mano, porque aquí se pasaban los capítulos, entre ellos, películas de Capulina, de Pedro Infante que también utilizaba, aunque era muy complicado porque el formato era de tres cuartos, un casete muy grande”, explicó.

Egresado de la Facultad de Ciencias de la Comunicación, Luis Beza inició su trabajo  en 1997 como reportero en El Diario de Monterrey para cubrir la sección deportiva. Tres años más tarde, Beza se incorporó a las filas de Televisa Monterrey.

“El Resbalón surgió en junio del 2001. Yo tenía un año en Televisa, cubría deportes, hacía las notas de color de los partidos de fútbol y las hacía muy chuscas.

“A raíz de eso, mi entonces jefe, Héctor Bencomo, me pidió que hiciera una nota similar a Las Mangas del Chaleco, pero con mi estilo irónico, e hice una nota de la comparación entre Tigres y Rayados”, recordó.

Y aunque no lo parezca, estas dos secciones son totalmente diferentes. Las Mangas del Chaleco del periodista Santos Briz se enfoca a la política y El Resbalón trata de todo un poco, pues Beza incluye a sus propios compañeros del noticiero, políticos y gente en la calle.

 “Como reportero me he caracterizado por esta sección, de alguna manera mi nombre ya está ligado con El Resbalón. No me molesta porque la gente sabe que soy un reportero que cubro notas sociales, policiacas y aun así en este tipo de notas le meto mi estilo”, apuntó.

Y aunque parece difícil de creer, hay muchas personas que disfrutan salir en esta sección. “Con políticos nunca he tenido problemas porque a los políticos les gusta salir en la tele, aunque sea equivocándose, pero dicen que la publicidad nunca es mala ni la mala publicidad. Al contrario, ellos mismos dicen ‘ya la regué, voy para El Resbalón’ cuando se equivocan en alguna entrevista”.

 Comediante no; reportero

A Luis Beza siempre le ha gustado los deportes. Este gusto lo reafirmó cuando comenzó a escribir en El Diario de Monterrey en la sección deportiva; sin embargo, al cambiarse a Televisa Monterrey, dejó esta agenda para iniciar con la cobertura de la noticia local.

 “La redacción es diferente; en televisión es muy breve, usas la voz, fue muy difícil, pero me acostumbré. Sigo los deportes, me gustan, pero no pude seguir porque la empresa ocupaba alguien que cubriera locales, lo cual también fue difícil porque no estaba acostumbrado a ver tanta violencia, sangre, ejecutados, accidentes, todo eso es impactante”.

Y aunque ha logrado consolidarse como reportero y a través de El Resbalón, Luis Beza reconoce que el periodismo no era lo que buscaba como profesión.

“Yo quería ser muchas cosas antes de ser periodista, pero la vida me llevó por este camino y no me arrepiento. Yo no soy de los que te van a decir que si vuelvo a nacer volvería a ser periodista. No. A lo mejor si vuelvo a nacer intentaría ser otra cosa. No me arrepiento, tengo cualidades para serlo. No era lo que buscaba pero de esto vivo.

“Si no hubiera sido periodista, hubiera buscado otro tipo de actividad que también ayude a la gente, a lo mejor doctor, trabajador social, estar tratando de ayudar a la gente de alguna manera. Hay que dedicarse a lo que somos buenos, no a lo que queremos ser”.

Beza reconoció que gente en la calle lo reconoce más gracias a El Resbalón. “Puedo seguir viviendo sin El Resbalón, pues soy reportero y creo que puedo hacer cosas positivas. Esta sección es pesada y la gente espera más de ti. Soy perfeccionista y, aunque no lo parezca, hacer El Resbalón es más estrés que hacer una nota, porque soy reportero, no comediante”, concluyó.

No Comments