¿Valen la pena los best sellers? | Letras de Caín

Por Luis Valdez

 


 

 

“Mi hermano es un gran lector. Lee todo lo que sale de Stephen King”. Para muchas familias, es motivo de orgullo contar con al menos un miembro que guste de leer, sin pensar siquiera si lo que lee son best sellers, el libro de moda, el libro de la película de moda, cosas de desarrollo humano y teoría administrativa como Quién se ha llevado mi queso.

¿Es malo o es limitante quedarse con este tipo de lecturas? Algunos promotores de la lectura dicen que no importa qué libros se lean para iniciar, si esas lecturas te llevan a otras más sustanciosas. Pero he conocido montones de gente que no ha leído más allá de Stephen King, Isaac Asimov, Og Mandino y Carlos Cuauhtémoc Sánchez… ¡Se encerraron en un autor! Algunos, incluso, se encierran en un género y por leer ciencia ficción nunca pasan de Philip K. Dick, Asimov, Bradbury, Heinlein a otros géneros literarios.

Hace años un amigo me dijo: Aunque sea o no best seller, Stephen King va a pasar a la historia como uno de los escritores estadounidenses más notables del siglo XX.

Muy cierto, porque la imagen pública lo salvará, muy posiblemente convirtiéndolo en un clásico.

Todavía es improbable saber si las sagas (que por estos días se venden como jamón en casa de vegetarianos arrepentidos) llegarán a ser clásicos. No es lo mismo Eragon que El señor de los anillos, como tampoco Los juegos del hambre a la saga de La Fundación, de Asimov. Incluso me pregunto si los que leen sagas de ciencia ficción se han hojeado a Julio Verne o H.G. Wells. De repente hasta parece que Un mundo feliz, de Huxley, está olvidado en un rincón cual muñeca fea.

¿Valen la pena los best sellers? ¿Nos dejan algo o simplemente pasamos el rato para mantener el mismo tema de conversación? Es lo mismo a ver la película de la temporada. No siempre funciona decir que “el libro está mejor que la película” si el libro es una novela de fuerza comercial (Los juegos del hambre) y no un clásico (El gran Gatsby), porque el cine es otro producto, nunca similar a los efectos de la lectura.

¿Y si nos quedamos con Drácula y El padrino? Puede que los mejores best sellers sean los que ya están fuera de temporada y han pasado la prueba del tiempo. ¡Larga vida al libro!

lvaldezmty@gmail.com

No Comments