¿Y para qué estudiar? | TUTORÍAS

Cecilia Juliana Miranda Jaramillo

Seguro no te es ajena esta pregunta, tal vez te la han planteado en casa, tus amigos, tus compañeros de escuela o hasta tú mismo(a); y pareciera ser una pregunta sencilla de responder y contestarla diciendo “para ser alguien en la vida”.

Pero es acaso que “no eres nadie en la vida”. Si reflexionamos un poco acerca de esto, ya lo eres, pues tienes un nombre propio, una familia de la que provienes con costumbres y valores determinados, eres un ser único e irrepetible en el universo, posees cualidades, habilidades, virtudes, conocimientos, gustos, preferencias, una serie de cosas que podríamos seguir enumerando y que nos llevaría a la conclusión de que “ya eres alguien”.

Entonces volvemos a la pregunta inicial ¿Y para qué estudiar? Las opiniones empiezan a surgir y dicen “hay muchos profesionistas que no tienen trabajo”; alguien más comenta “yo conozco a un abogado que nunca ha ejercido y tiene un taxi”… entonces de nada le sirvió estudiar. Como si fuera competencia, en la plática cotidiana surgen historias de personas que con una carrera profesional se dedican a atender puestos de tacos, ventas de seguros, terrenos para el panteón, entre muchas cosas más, haciendo referencia a la inutilidad de haber concluido una carrera profesional.

Ante un panorama de desánimo generalizado y la incertidumbre de un estudiante de nivel medio superior a punto de egresar y sin decidir aún la carrera que elegirá, estos comentarios no ayudan mucho. Sin embargo, con un poco de tolerancia a éstos, es importante considerar que muchos profesionistas son muy exitosos en sus carreras; pareciera que la vida para ellos es tan corta, que no les alcanza para realizar los planes que día a día se proponen.

¿Cómo hacer la diferencia? sería la interrogante. Primero, regresa a tus sueños infantiles, recuerda cuando te preguntaban ¿qué vas a ser cuando seas grande? y tu mente volaba para convertirte en ese momento en bombero, doctora, maestro, el único límite era la imaginación.

Ahora, piensa que el tiempo es una inversión. ¿Qué quiero decir con esto? Si eliges una profesión en la que sientas que estás haciendo lo que realmente te gusta, siempre estarás con la inquietud de saber más acerca de esa área e invertirás tiempo y/o dinero en capacitarte y actualizarte de manera constante. Esto se reflejará en un mejor servicio para tus clientes y lograrás mejores remuneraciones económicas por hacerlo.

Entonces, lo importante no es elegir lo que los demás te digan o ser el profesionista que al negocio familiar le falta o el que tiene trabajo seguro por las influencias de padrinos, aunque no sea tu perfil. Muchas personas inseguras deciden de esta forma, sin pensar que eso traerá como consecuencia una sensación de estar incompleto, desánimo y frustración. Encontrarás en el camino situaciones adversas para lograr los objetivos propuestos, pero es indispensable que consideres los apoyos que puedes obtener para no desistir.

Recuerda que siempre encontrarás personas o instituciones dispuestas a apoyar proyectos emprendedores y ganas de triunfar. Acude a las ferias y/o exposiciones de opciones educativas. Revisa requisitos para conseguir becas. Infórmate sobre los programas de becarios en la escuela, las bolsas de trabajo, oportunidades de prácticas profesionales, intercambios académicos. No olvides aprender idiomas y estar a la vanguardia en el desarrollo de habilidades para el manejo de las nuevas tecnologías de la información. Ahí está tú futuro, planéalo, diséñalo y constrúyelo de acuerdo a tus anhelos.

Busca ser lo que deseas desde dentro de ti. Revisa desde tu interior cuáles son tus gustos, habilidades, preferencias, aptitudes. Platica con tu familia, tus maestros orientadores y/o tutores; seguro encontrarás espacios de diálogo y reflexión valiosos para saber elegir un oficio, carrera técnica o profesión. Date cuenta que estudiar es la oportunidad de saber y conocer lo que te apasiona, de desarrollarte en el medio que te gusta, de brindar un servicio de calidad a tus semejantes y ser consiente que estudiar te sirve para convertirte en una persona comprometida, plena, realizada y feliz.

 

Para mayores informes acerca de los temas publicados en el espacio de Tutorías y para enviar material para futuras publicaciones, dirígete a la Dirección de Orientación Vocacional y Educativa (DOVE) 4°piso de la Biblioteca “Raúl Rangel Frías” al teléfono 83-29-40-90 ext. 6618 – 6619 -6624

No Comments