×

25 febrero, 2022

Encuentra Cuéllar un mar de conexiones en su obra

El poeta Margarito Cuéllar ganó el Premio de Poesía Clemencia Isaura 2022, que otorga el Instituto Municipal de Cultura, Turismo y Arte de Mazatlán, por su obra "Un pálido reflejo en la ecuación del agua".

Por: Guillermo Jaramillo  

Margarito Cuéllar (Ciudad del Maíz, San Luis Potosí, 1956) recuerda cuando llegó a Monterrey a la edad de 16 años, para buscar su destino. Contrario a otros chicos, él ha comentado en entrevistas que durante su juventud hubo días en que se dedicó a hacer nada.

En aquellos años, reflexionaba cuál sería su camino a seguir, en el que optó por el periodismo en la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UANL, ahora ejerce esta profesión con la docencia en la misma facultad.

Margarito Cuéllar, poeta
Margarito Cuéllar, poeta

Aunado a su educación formal en el periodismo y su carrera como docente, Cuéllar ha obtenido en los últimos años los premios más importantes en el rubro de la poesía como el Festival Internacional de la Lira por Teoría de la belleza (Ecuador, 2019) y el LX Premio Hispanoamericano de Poesía Juan Ramón Jiménez con Nadie, salvo el mundo (España, 2020), siendo el segundo mexicano en ganarlo después de Arturo Dávila.

En 2021, Cuéllar obtuvo con "Ensayo sobre la belleza y el desorden de las cosas" el Premio Iberoamericano de Poesía Pilar Fernández Labrador 2021, en Salamanca, España. Además, su trayectoria fue reconocida con el Golden Magnolia del Festival de Poesía de Shanghái, China, en 2021.

La ceremonia del Premio de Poesía Clemencia Isaura se entregará el próximo viernes 25 de febrero de 2022 a las 20:30 horas durante la celebración de los LXXXVII Juegos Florales, dentro del marco de la celebración del 124 Carnaval Internacional de Mazatlán. Consistirá en la entrega de la Flor Natural y 80 mil pesos.

El libro premiado se titula Un pálido reflejo en la ecuación del agua. Éste tiene una conexión más lejana en el tiempo con la obra misma de Cuéllar: el mar.

“Es un libro que, creo, tiene una conexión con otros que se publicaron hace más de 30 años, con Que el mar abra sus puertas para que entren los pájaros, Hoy no es ayer y Batallas y naufragios; son libros que tocan la temática del mar”, explicó Cuéllar.

Lo virtual nos detona ante el mundo: Margarito Cuéllar
Lo virtual nos detona ante el mundo: Margarito Cuéllar

Lo anterior confirma la carrera poética del autor y abre la duda: ante tanto texto, ya sea registrado en libretas de apuntes, mediante Word o alguna aplicación digital, ¿cuál libro fue primero que otros? ¿Conviven de alguna manera los unos con los otros? ¿Se comunican?

  • Luego de obtener el Premio de Poesía Clemencia Isaura 2022 por el libro Un pálido reflejo en la ecuación del agua, entre tantos papeles, grafías, versos, ideas, entre estos libros que se han sucedido de un premio tras otro, surge la pregunta ¿existen vasos comunicantes entre tus últimos trabajos?

“Trato de encontrar hilos de conexión entre un libro y otro y veo que hay como una especie de vacíos en mi obra misma; y en otros cómo se va creando una ruta paralela hacia adelante.

“Pienso en Teoría de la belleza, obra publicada en 2018 en Sinaloa, y gana en 2019 el premio en el Festival de la Lira en Ecuador, del que ahora hay una nueva edición circulando por ese país.

“A esta distancia lo veo como un libro experimental, el más experimental de todos mis libros; y no sé por qué siempre leo solamente dos o tres mismos poemas de ahí, tal vez porque esa parte tiene una posible conexión con los lectores. Pienso que la parte experimental de ese libro es más para leerse que escucharse. 

Lo virtual nos detona ante el mundo: Margarito Cuéllar
Lo virtual nos detona ante el mundo: Margarito Cuéllar

Es una temática totalmente urbana, recrea ciertos temas que tiene que ver con el momento actual a partir de las migraciones. Empezó como un registro del paso del norte hacia Estados Unidos porque en mis raíces potosinas hay cantidad de familia que ha migrado al norte del país y los Estados Unidos".

Margarito Cuéllar

Poeta
  • De pronto trazas un tenue sendero entre Teoría de la belleza y Nadie, salvo el mundo, que tiene el Premio Juan Ramón Jiménez, como autor, ¿cómo distingues dónde empieza uno y termina el otro?

“Ahí sí completamente están las raíces porque hay uno o dos poemas de Teoría de la belleza que podrían ser la conexión con Nadie, salvo el mundo. La mayoría de los poemas de Teoría de la belleza se escribieron entre 2015, 2016 y 2017.

“Los poemas de Nadie, salvo el mundo son de la misma época, pero era un libro que se estaba trabajando en otra tónica, porque es un libro que tiene que ver totalmente con las raíces potosinas, el padre, la madre, los abuelos, los ancestros en general. Si alguna coincidencia tienen ambos libros es el tratamiento de la belleza desde la perspectiva de la poesía.

  • Atendiendo a la semántica de los títulos de tus libros, se observa que hay una búsqueda que bien puede ser enmarcada como la incógnita de la belleza, ¿existe alguna conexión entre tu poesía y alguna tradición poética?

Nadie, salvo el mundo pudiera de algún modo tener una conexión con la tradición de la poesía mexicana y los narradores del boom latinoamericano. Si nos vamos a Ensayo sobre la belleza y el desorden de las cosas, Premio Iberoamericano de Poesía Pilar Fernández Labrador, en Salamanca, España, podría ser un libro más experimental y pudiera tener conexión con Teoría de la belleza, ya que los poemas de un libro bien podrían ir en el otro. Éste es un trabajo más amplio que el cuerpo breve de Teoría de la belleza.

El "Ensayo sobre la belleza" es un libro totalmente apartado de los demás, ya que es una edición completamente colombiana, y que empecé a escribir en un viaje en 2016 y tiene acercamientos con la estética desde lo poético y filosófico. El libro cuenta con un cierre en homenaje a dos poetas de fases migratorias que son Porfirio Barba Jacob, y cierra con un poema sobre José Asunción Silva".

Margarito Cuéllar

Poeta

En el hotel de la vida todos somos extranjeros, publicado por Ediciones Laberinto y Conarte, es un libro totalmente urbano, también de migraciones, pero totalmente urbano. Es el retorno a esos mares insondables, pero también es un tributo a la escritura, de hecho, cuenta con una parte titulada Caligrafía

Un viaje a sus recuerdos

Para atender la entrevista, Cuéllar buscó entre sus archivos digitales, incluso encontró muchos borradores y las últimas versiones de sus poemarios que compitieron en las convocatorias. El ejercicio de investigación hacia su propio ordenador detonó otro viaje, el del recuerdo. 

Es así como aquel joven universitario que se debatía las horas buscando un lugar en el mundo desde dónde ofrecer lo mejor de sí mismo, encontró que en la palabra -escrita, recitada, publicada ya sea en materiales digitales, físicos, traducida a idiomas como el ruso y el chino mandarín- estaban contenidas todas sus posibilidades.

Encuentra Cuéllar un mar de conexiones en su obra
Encuentra Cuéllar un mar de conexiones en su obra

Cuéllar responde al ejemplo de las bondades que ofrece la Universidad Autónoma de Nuevo León a quienes se dejan tocar por el conocimiento. El poeta encontró en el arte, en específico el de la palabra, el catalizador, la sustancia que sin ser consumida o modificada cambia la velocidad de las reacciones químicas de sus lectores. 

Otros premios

  1. Premio Pedro Garfias 1993 por "Saga del inmigrante". 
  2. Premio Nacional de Poesía Ramón Iván Suárez Caamal convocado por el Ayuntamiento de Calkiní, Campeche, 1993.
  3. Premio Nacional de Cuento, Ayuntamiento de Campeche, 1997.
  4. Premio de Poesía convocado por Radio Francia Internacional y HJCK de Bogotá, 2003.
  5. Premio a las Artes en los rubros de poesía y ensayo de la Universidad Autónoma de Nuevo León.
  6. Premio Iberoamericano de Poesía Carlos Pellicer, 2014, con el libro de poemas "Las edades felices".
Hambre Cero NL
Hambre Cero NL
Sorteo Siembra Cultural UANL 2022
Sorteo Siembra Cultural UANL 2022
Publicidad