×

18 febrero, 2022

Un Bernardo Reyes sin la etiqueta de traidor

En el marco del XV aniversario del Colegio Civil como Centro Cultural Universitario, se presentó la obra “El último día de Bernardo”, de Ricardo Marcos González, una obra que busca desestigmatizar al general Reyes y revisitar el porfiriato en la actualidad.

Por: Luis Salazar   Fotografía: Yamín Martínez

Para Ricardo Marcos González, es necesaria una conciliación nacional entre la izquierda y la derecha. Considera que una alternativa a esta discusión es revisitar en la actualidad a los personajes que la historia califica como próceres o villanos.

Según el crítico musical, en México existe una satanización del Porfiriato en la historia oficial, que quizá pueda cambiar gracias a iniciativas políticas e históricas, que buscan darle una contextualización.

El maestro Marcos González dirigió el Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León en el sexenio 2015-2021. Ha dirigido la estación Opus 102 y actualmente es Director de la Ópera Nuevo León. También es dramaturgo por vocación.

En el marco del XV aniversario del Colegio Civil Centro Cultural Universitario se presentó el 4, 5, 6 y 9 de febrero la obra El último día de Bernardo en el Aula Magna.

La obra la dirige el maestro Luis Martín Garza. Francisco de Luna interpreta al general Bernardo Reyes, y Cristóbal Alanís encarna a su custodio en la cárcel militar de Santiago Tlatelolco, previo al asalto a Palacio Nacional un 13 de febrero de 1913.

‘El general Reyes, el más grande gobernador’

En entrevista, Ricardo Marcos contó que trabajó seis años en esta obra, pero el proceso creativo lo realizó cuando era el presidente del Conarte y sus responsabilidades no le permitieron terminar el texto. 

[La obra] tuvo una génesis interesante porque originalmente la planteé como un monólogo del general Reyes para ser montada en el museo del Palacio de Gobierno. Nunca fructificó y eventualmente empecé a rebotar la obra con el maestro Luis Martín”.

Ricardo Marcos González

Director de la Ópera de Nuevo León, crítico musical y dramaturgo

El crítico musical apunta que lo importante era traer a locación a Bernardo Reyes ante los ojos de la actualidad, porque él considera que tanto Bernardo Reyes como el porfiriato han sido estigmatizados por la historia oficial.

“[Bernardo Reyes] es uno de los grandes gobernadores de Nuevo León, si no es que el más grande. Pero hoy lo vemos como una calle y no hacemos una reflexión respecto a lo que significó para ese tiempo.

“También creo que sufrimos una satanización del Porfiriato. Es traer esa reflexión a la actualidad. Hay diversas vertientes tanto políticas como históricas en esta historia tratando de darle un contexto actual”, advirtió.

Una conciliación nacional que comienza revisitando la historia

“El mensaje va sobre la necesidad de que necesitamos una conciliación nacional independientemente de nuestros vistazos de derecha o izquierda. Explora un poco todos esos temas y es lo que esperaría, que pensáramos más en esos temas”, propuso.

Marcos considera que hay que revisar las etiquetas de traidores y de próceres porque piensa que no es tan sencilla. Su planteo incluye a personajes que “a lo mejor están un poco más ocultos y que valdría la pena volver a redimensionar”.

“Fueron seres humanos que tuvieron sus aciertos y sus errores y que no podemos estigmatizar. En el caso de Bernardo Reyes como un mero traidor cuando en realidad hay elementos que apuntan que fue un gran patriota, un gran neolonés adoptivo.

Mi intención en las obras que he tratado de corte histórico buscan traer un poco los personajes a la actualidad y tratar de hacer una ventana digamos tratando que sea fidedigna al personaje en base a una investigación histórica y con algo de ficción”.

Ricardo Marcos González

Hambre Cero NL
Hambre Cero NL
Sorteo Siembra Cultural UANL 2022
Sorteo Siembra Cultural UANL 2022
Publicidad